Municipio de Quito se va quedando sin pruebas para detectar Covid-19

Se planea traer un nuevo lote de 100.000 pruebas diagnósticas, pero el proceso de compras aun se encuentran en fase preparatoria.

 

Punto Noticias: A dos semanas de culminar el mes de octubre, Linda Guamán asesora técnica de la Secretaría de Salud del Municipio de Quito, informó que estudian la adquisición de 100.000 pruebas para detectar Covid-19 que cubran los meses desde noviembre de 2020 hasta marzo de 2021.

Guamán afirmó que hasta la semana pasada se realizaron cerca de 82.000 pruebas en la capital. Es decir que contarían con un poco más de 6.000 pruebas antes de realizar una nueva contratación.

Sin embargo, no se han dado a conocer cuál será el proveedor, ni en qué fecha se realizará la compra. Sobre el proceso, la Secretaría de Salud ha manifestado que están trabajando en ello y que se encuentran en fase preparatoria.

Linda Guamán informó que desde la Secretaría de Salud, se estudia la probabilidad de traer dos tipos de pruebas: PCR y de Antígenos.

“Estamos decidiendo si comprar las dos o irnos por una sola tecnología”, señaló Guamán, quien descartó que la capital se quede sin estos testeos, a pesar de trabajar a contrarreloj con las pruebas que sobran de una primera compra que se hizo durante la época mas fuerte de la pandemia marzo-abril de 2020.

Ante la premura del tiempo, el Concejo Metropolitano aspira que el jueves 22 de octubre de 2020, cuando la Secretaría entregue su informe semanal, se indique el estado del proceso de adquisición de pruebas.

Guamán indicó que el Comité Científico, conformado por profesionales de distintas especialidades, determinó que la compra de más pruebas para testear a la población es indispensable para trabajar ante el aumento de contagios por el virus del Covid-19.

ANTERIOR COMPRA DE PRUEBAS CON IRREGULARIDADES

En abril de 2020, Quito adquirió 100.000 pruebas para diagnosticar casos de Covid-19. Estos insumos acarrearon una serie de irregularidades que hoy son investigadas por la Fiscalía y que provocaron la destitución del entonces titular de la Secretaría de Salud, Lenín Mantilla.

En junio, Ximena Abarca se puso al frente de la Secretaría de Salud, e inició una entrega de cronogramas semanales de realización de pruebas, donde consiguió la meta de procesamiento de 1.500 diarias e hizo una terminación de mutuo acuerdo con la proveedora de los insumos, quedándose con un total de 88.500 y no con las 100.000 iniciales. (C.D.A.)

 

FUENTE: La Hora