Ministra Romo espera ‘celeridad’ de Justicia para procesar a asambleístas refugiados en México

Pichincha Universal

«Hoy la justicia le ha mandado un mensaje claro al país de que no solo son los peces chicos, sino los peces grandes caerán si han cometido un delito»,señaló Romo

En entrevista a Teleamazonas la ministra de Gobierno, María Paula Romo, reconoció que los tiempos, entre los que se detuvo al padre de la asambleísta Gabriela Rivadeneira y el asilo político que recibía en México, no fueron oportunos: “El momento en que se hace un allanamiento no lo define la policía, ni el Ministerio, ni la Fiscalía, sino el fiscal a cargo, esta es una investigación desde hace diez meses. Y en realidad a nosotros también nos sorprendió el momento en el que la fiscal del caso decidió llevar estas detenciones”.

“Pero la justicia lo habrá resuelto de alguna manera, tal vez les pareció que era el momento de hacerlo, tal vez tenía preocupación sobre la presencia de los involucrados (…) Hay que dejar que esa investigación la lleve la justicia para evitar que quienes estén siendo investigados, en lugar de responder por los procesos,  lo hagan ver como un asunto político”.

Aseguró que existe total independencia de funciones aunque existen decisiones judiciales con las que el Gobierno podría o no coincidir:  “En temas políticos hemos sido mucho más cautelosos para evitar que las investigaciones de corrupción se distraigan con pretextos relacionados a asuntos de motivación política a las cuales este Gobierno no tiene para la justicia, en la justicia hay poderes independientes, tenemos una opinión sobre cómo actúan por supuesto pero nosotros no somos los que decidimos ni tampoco influimos”.

Reconoció que los tiempos en los que se resuelve un caso pueden preocupar al régimen porque es clave que las investigaciones sigan su curso y que además sean lo más rápidas:

“Pero repito la justicia sabrá por qué los toma y cómo los toma y también tendrá que decirle al país el motivo de los tiempo o de las decisiones y luego sostener los casos”.

“Y eso hay que decirlo claro los dirigentes del Gobierno anterior, la diferencia entre jueces y el Gobierno, entre ministros y fiscales, era lo mismo y durante mucho tiempo lo trataron como si fuera lo mismo y pretendieron manejarlo como si desde el Gobierno se pudiera manejar la justicia. Este Gobierno no lo hace”.

Sobre los asambleístas Gabriela Rivadeneira, Carlos Viteri y Soledad Buendía que están asilados en México, Romo destacó que no puede pronunciarse sin embargo sobre la decisión soberana del país gobernado por Manuel López Obrador, sin embargo dijo que sí puede hablar de su actuación en el país y detalló que pidieron asilo en la embajada mexicana después de que les falló el “golpe de Estado que estaban planificando”.

“Ojalá que la justicia lo haga con celeridad y demuestre al país las pruebas, pero creo que quienes estamos  aquí nos podemos dar cuenta y tenemos la memoria suficiente que en octubre hubo descontento social pero otra parte fue violencia preparada, organizada, escudos mandados hacer, gente entrenada que tenía por objeto no solamente poner en duda la legitimidad del Gobierno, sino también debilitarlo, probablemente cambiarlo y también cambiar otros elementos y autoridades del Estado porque precisamente estaba en juego la impunidad de una cantidad de investigaciones penales que tenían que seguir su curso”.

Detalló que en este momento en el Ecuador se encuentra privados de libertad 16 ex altos cargos del gobierno anterior incluido un Vicepresidente y fuera del país otros 22 ex altos cargos: “Frente a los casos de corrupción nos parece poco y frustran los tiempos pero hay que seguir el debido proceso y no hay que desconocer el camino que se ha transitado en donde estábamos y donde estamos hoy”.