Ministra de Gobierno anunció que emprenderá acciones penales contra Decevale, para recuperar recursos del Isspol

Acusó a este depósito centralizado de valores de prestarse para las operaciones irregulares, esconderlas y forjar documentos, por lo que demandó su liquidación.

Punto Noticias. La ministra de Gobierno, María Paula Romo, sostuvo que cada día se convencen más de que se trata de una gigantesca estafa en contra del Instituto de Seguridad Social de la Policía Nacional (Isspol).

Se refirió a lo que considera responsabilidad de DECEVALE (Depósito Centralizado de Compensación y Liquidación de Valores) en este asunto. Acusó a esta empresa de incumplir con su tarea de custodiar las inversiones, transacciones, que se comercializan en el mercado de valores del Ecuador.

Para Romo, Decevale tiene responsabilidad directa sobre los perjuicios en contra del Isspol, por lo que anunció que reclamará la indemnización por los daños sufridos y está dispuesta a emprender en acciones penales.

La funcionaria citó, para sustentar su postura, el artículo 70 de la Ley del Mercado de Valores, que señala que “la omisión de las inscripciones, las inexactitudes y retrasos en las mismas, la disposición arbitraria de los efectos depositados y, en general, las infracciones de los deberes legales y reglamentarios relativos al depósito, a la compensación, a la liquidación y al registro, darán derecho a los perjudicados a reclamar al depósito centralizado la indemnización de los daños sufridos, excepto el caso de culpa exclusiva del usuario de los servicios. El reclamo de la indemnización de daños y perjuicios no impedirá el ejercicio de las acciones penales a que hubiere lugar. Cuando el ejercicio consista en la privación de determinados valores y ello sea razonablemente posible, el depósito centralizado procederá a adquirir valores de las mismas características para su entrega al perjudicado. De no ser posible esta forma de restitución, el depósito deberá entregar al perjudicado el valor en efectivo, correspondiente al último precio de la negociación”.

Insistió en que Decevale contravino la disposición señalada, especialmente porque dispuso de manera arbitraria de lo depositado y la inculpó de prestarse para realizar las operaciones irregulares de las empresas de Jorge Chérrez con el general David Proaño, director del Isspol, y luego esconderlas.

La secretaria de Estado cree que Decevale está forjando documentos para tratar de explicar lo que ha hecho y dejado de hacer y evadir sus responsabilidades Comentó que este depósito centralizado asegura que no tiene los bonos, materia de las transacciones, y que estarían en un custodio que contrató en La Florida.

Romo aseguró que tiene información de que ese custodio, que tiene el nombre de ICS, se encuentra suspendido desde hace dos años y que el nombre para la entrega de correspondencia de esta empresa es Jorge Chérrez.

Para la ministra, el propio custodio encargado de los valores que negoció el Isspol, a través de Chérres, es el mismo ciudadano.

Romo reclamó que los directivos de Decevale argumentan que esta firma no tiene nada que ver con las operaciones realizadas por Isspol y señalan como único responsable personal al gerente operativo Luis Álvarez, quien habría abandonado el país el 29 de septiembre, según la funcionaria.

Advirtió que el Gobierno tomará este problema como un asunto de Estado.

A pesar de toda esta información, María Paula Romo repitió que no da por perdido ni un solo dólar.