Mercados de Quito funcionan con medidas de bioseguridad

Foto: Quito Informa

Los diferentes vendedores que regresaron a sus puestos de trabajo debieron presentar pruebas negativas de Covid-19.   

Las ferias de los principales mercados de Quito atienden a un público reducido y con todas las medidas de bioseguridad. La mayoría de aglomeraciones de la ciudad se han registrado alrededor de estos lugares.

Según las autoridades de la Agencia Distrital del Comercio del Municipio de Quito en la capital existen 54 mercados que están funcionando, todos respetan los protocolos y las medidas de bioseguridad.

En la capital también se han realizado varias ferias sanitarias seguras, con el objetivo de aportar un espacio a los comerciantes autónomos.

Los mercados que pudieron reabrir sus puertas tienen que respetar el aforo del 30%, establecido por el Cuerpo de Bomberos. El control de estas medidas está a cargo de los administradores de cada mercado y también del personal que se ubica en los puntos de acceso, quienes cuentan con termómetros y aspersores para la desinfección de los clientes.

Al interior de los mercados existen varias reformas al espacio físico, debido a que, hay señaléticas para explicar la dirección de los pasillos, círculos pintados, que ayudan a marcar el distanciamiento social, frente a cada puesto y los patios de comida, en su mayoría, tienen mesas bloqueadas con los asientos.

Mercados del centro de la ciudad han realizado varias ferias gastronómicas, para atraer nuevamente a los clientes que se han reducido en un 50% desde que inicio la pandemia. Por su parte, todos los vendedores que regresaron a sus puestos de trabajo tuvieron que presentar una prueba negativa de Covid-19.

Las aglomeraciones que se han registrado cerca de los mercados es por causa del comercio informal, según varios vendedores, debido a que, los comerciantes ilegales improvisan puestos de ventas de diferentes artículos a las afueras de estos centros comerciales generando acumulación de personas y también tráfico vehicular.

Fuente: El Comercio

| JC