Medios públicos no tenían definición sobre misión que deben cumplir, según extrabajador

Javier Cevallos, quien fue despedido, cuenta que los últimos años fueron muy difíciles, en la televisión pública.

Punto Noticias. El comunicador Javier Cevallos, extrabajador de la televisión pública, despedido en este gobierno, considera que el periodismo nacional atraviesa momentos muy complejos, justamente por la serie de despidos que se han registrado, también en el sector privado.

Cree que los comunicadores son quienes pagan los platos rotos, cuando un medio privado no tiene ingresos por publicidad, y son despedidos de sus puestos de trabajo, al constituirse en la parte más débil de la cuerda que se rompe.

Sobre la situación que los profesionales y trabajadores de la comunicación vivieron en la televisión pública, comentó que los últimos años fueron muy complicados, por una serie de circunstancias, como la inestabilidad laboral y la falta de definición en la misión de la organización periodística.

El pasado 24 de julio, 497 empleados y trabajadores de los medios públicos fueron despedidos, no solamente del área de noticias, sino de las áreas administrativa, financiera y otras, recuerda Javier.

Señaló que no supieron cómo los encargados realizaban las evaluaciones de los comunicadores y trabajadores de estas empresas públicas, por dos veces al año, y no importó que algunos tuvieran puntajes aceptables, porque todos fueron puestos en el mismo saco y despedidos.

“Fueron desvinculadas madres en período de lactancia, compañeros con enfermedades. En el área de noticias (de la televisión pública) quedaron cuatro compañeros, para manejar tres noticieros, algo inconcebible desde la parte técnica. Ahora vemos los frutos, en el noticiero del mediodía se transmite el informativo de otro canal”, lamentó.

El periodista destacó que, hace unas semanas, nació una propuesta para hacer periodismo público, liderada por cinco extrabajadores de los medios públicos, que se transmite a través de las redes sociales, que busca recuperar el tratamiento de los temas de interés de los ciudadanos, para las amas de casa, el trabajador, que no encuentran respuesta en los grandes medios, que, sin duda, están más preocupados de la macroeconomía, del riesgo país, de las peleas entre legisladores, de los chanchullos que se van descubriendo, reflexionó.