Mauricio Rodas gastó más de USD 15 millones en publicidad y comunicación durante su gestión como alcalde de Quito

Recursos fueron utilizados en campañas para levantar imagen del alcalde.

LOS PERIODISTAS

La gestión de Mauricio Rodas como alcalde de Quito, entre mayo de 2014 y mayo de 2019, fue criticada por actores políticos y sociales, quienes argumentaron una supuesta falta de obras para la ciudad.

La confianza de los quiteños en la máxima autoridad municipal de ese entonces bajó al 12,8%, meses antes de que finalice su gestión, según una encuesta de Perfiles de Opinión.

Lo que sobresalió en la administración de Rodas fueron las campañas publicitarias y gastos en comunicación que, de acuerdo con información oficial del municipio capitalino, superaron los USD 15 millones.

Se contrataron desde consultorías para remodelar la sala de prensa, hasta voluminosos contratos con agencias publicitarias y estudios de percepción ciudadana a la gestión municipal.

El contrato más grande, cifrado con el código RE-SCO-MDMQ-014-2018, se suscribió en marzo de 2018, por un valor de USD 2’678.571 con la Agencia Norlop Thomson Asociados S.A. por servicios especializados en la negociación y planificación de pautaje, en medios de comunicación masivos tradicionales y no tradicionales, para difundir la imagen, obra y gestión del municipio.

El año con el mayor volumen de gasto en publicidad y comunicación fue 2017, con un total de 37 contratos por un monto de USD 4’792.708. Le sigue el año 2018 con 23 contratos por USD 4’183.976.

En 2017 consta el contrato RE-SCO-MDMQ-019-2017 por USD 1’959.542 por los servicios de una central de medios especializada en pautaje en medios de comunicación masivos tradicionales y no tradicionales para difundir la imagen, obra, y gestión del municipio.

Otro fue el RE- SCO-MDMQ.031-2017 por USD 599.900 para una campaña de comunicación integral que fomente las buenas prácticas ciudadanas para la apropiación, cuidado y protección de las obras, proyectos, y programas ejecutados por el municipio.

Le sigue el contrato RE-SCO-MDMQ-2017, por un valor de USD 280.701 por la contratación de los servicios especializados de conceptualización y producción audiovisual para comunicar la imagen, obra y gestión del municipio.

También consta el RE-SCO-MDMQ-022-2017 por un monto de USD 219.298 para la conceptualización y producción de eventos, que generen espacios de comunicación para establecer contacto directo entre la ciudadanía y la obra y gestión del municipio.

Un tema que llama la atención es la contratación, en ese mismo año, de un estudio de opinión pública para conocer la percepción de la ciudadanía sobre la gestión del gobierno autónomo de Quito y los asuntos más importantes de la ciudad. Este estudio tuvo un costo de USD 160.000 y fue cifrado con el código RE-SCO-MDMQ-024-2017.

Los contratos de comunicación empezaron poco después de que Mauricio Rodas asumió su administración, en mayo de 2014. Uno de los primeros fue el RE-CD-SPG-002-2014, por USD 336.785 por los servicios de comunicación y difusión de estrategias comunicacionales de proyectos emblemáticos del municipio.

Otro fue el RE-MDMQ.SCO-008-2014 para la organización y difusión de la gestión municipal, previo al análisis de necesidades de la ciudadanía con relación a la gestión municipal, por un precio de USD 302.678 UDS.

En ese mismo año, se contrató la consultoría RE-SCO-MDMQ-009-2014, por USD 160.714, para estandarizar el proceso de difusión y seguimiento de ejecución de productos y servicios comunicacionales y de medios públicos, mediante una herramienta tecnológica, que permita lograr la rectoría comunicacional en la Secretaría de Comunicación del Municipio.

También consta una consultoría para la remodelación de una sala de prensa para la Secretaría de Comunicación y otros para la producción de productos impresos, digitales y de radio.

La mayoría de contratos fueron suscritos por Santiago Zeas, quien se desempeñó como Secretario de Comunicación del municipio del Distrito Metropolitano de Quito, durante casi todo el periodo de Rodas.

Se contactó telefónicamente al ex funcionario, quien se comprometió a dar su versión sobre estos contratos. Sin embargo, hasta el cierre de este reportaje no hubo respuesta.

El ex concejal Sergio Garnica, quien perteneció a la alianza Suma-Vive, liderada por Mauricio Rodas, asegura que no estuvo de acuerdo con el elevado presupuesto que se utilizó en campañas comunicacionales, aunque aclara que los procesos de contratación fueron legales.

Señala que esa fue una de las razones por las que decidió separarse del movimiento político, tras considerar que esos recursos pudieron ser destinados a obras para la ciudad.

Mario Guayasamín, otro ex concejal, explicó que los miembros de minoría del concejo, que fueron opositores a Rodas, reclamaron a su momento por el excesivo gasto publicitario, pero no fueron escuchados.

Está en manos de la Contraloría General del Estado determinar si se utilizaron correctamente esos dineros públicos.