Marruecos y España en tensión por ampliación de aguas marítimas

Foto referencial Usa Navy

Fernando Ríos, catedrático universitario considera que «puede haber recursos naturales de mucha riqueza en disputa», luego de conocerse que se aprobaron dos leyes al respecto en el Parlamento marroquí, se levantó mucha polvareda entre el Gobierno de España y el Gobierno de las Islas Canarias.

Punto Noticias.- El poder legislativo de Marruecos aprobó un cuerpo legal con el fin de ampliar su espacio marítimo en la zona de las Islas Canarias y el Sáhara Occidental. La Cámara alta del legislativo de Marruecos aprobó el pasado martes 4 de febrero, leyes que delimitan sus aguas territoriales y zona económica exclusiva correspondientes a las 200 millas náuticas de la costa de Marruecos, tras ser tramitado en la Cámara Baja el pasado 22 de enero.

 

Para ciertos expertos, esta estrategia legal de Marruecos tiene fines económicos, ya que debajo de las aguas canarias existen recursos naturales como cobalto, teluro, entre otros minerales a unos 300 kilómetros al sur de la isla del Hierro, en el monte submarino Tropic, material imprescindible en la fabricación de baterías de usos varios.

Para el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Nasser Bourita, esta iniciativa parlamentaria «actualiza el sistema legal nacional para los dominios marítimos» y «precisa de las áreas marítimas bajo la soberanía del reino de Marruecos».

Jamal Krimi Benchekroun del Partido del Progreso y el Socialismo, considera que «Marruecos ha definido sus fronteras de conformidad con las disposiciones del derecho del mar y los mecanismos universalmente reconocidos para definir sus fronteras marítimas y zonas económicas».

Esta nueva delimitación del espacio marítimo genera reacciones tanto con Argelia y España, específicamente por la exploración de petróleo. Ya en concreto el diputado marroquí explica que «Marruecos no reconoce al llamado Frente Polisario, que cuenta con el apoyo de Argelia, por lo que no habrá diálogo con ellos», asegura.

Aunque España y Marruecos sostienen buenas relaciones diplomáticas, en esta situación nunca hubo un acuerdo. Algún diálogo proponía crear una línea diagonal llamada mediana equitativa. A pesar de ello, Fernando Ríos, profesor de Derecho Constitucional en la Universidad de La Laguna (Tenerife) no tiene mayor incidencia ya que existen otros intereses más importantes.

«Este problema viene desde hace mucho tiempo, prácticamente desde que Marruecos es un país soberano. Por lo menos desde la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar 1982», explica el docente.

Por otro lado, es importante definir de quién es la zona económica exclusiva en territorio marino sobre la explotación y uso de los recursos marinos, que se extiende hasta las 200 millas marinas medidas desde las líneas de base del mar territorial.

Lo mejor para Ríos es que haya un criterio equitativo para la explotación de los recursos naturales y marinos correspondientes, «para delimitar las aguas de dos países, tiene que haber un mutuo acuerdo. Si un país se niega a delimitar sus aguas, la solución reside en traza una línea equidistante», sostiene.

De su lado, Ángel Víctor Torres, presidente de Canarias, afirma que ni las leyes marroquíes sobre las fronteras marítimas son definitivas, ya que «ni hay mapas, trazados ni límites claros», pero si Marruecos «toca un milímetro» las aguas de las islas, España «frenará su recorrido» acudiendo a la ONU.

La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, expresó su intención de llegar a un acuerdo en una reunión el pasado 24 de enero con su homólogo francés Nasser Bourita, respetando las normas.

Existen algunas afectaciones que no solo implica a España y Argelia, sino que también incluye a Sahara Occidental, donde el director de la Editorial Nacional del Polisario en el Sáhara Occidental, El-Nana Lubat al-Rashid, aseveró que esta decisión Parlamentaria marroquí no tiene fuerza ni a corto ni a largo plazo.

«Marruecos siempre ha violado y sigue violando las fronteras del Sáhara Occidental sin sanción parlamentaria oficial. De hecho, las medidas tomadas no cambiarán la realidad del Sahara Occidental de ninguna manera. Sin embargo, en esta situación, contamos con el apoyo de España. El apoyo legal y político del Estado europeo sería muy importante para nosotros», observó.

Por su parte, Abdel Wahab ben Zaim, miembro de la Asamblea Nacional de Kuwait, considera que «la posición de Argelia sobre la cuestión del Sahara y, por consiguiente, de las fronteras marítimas, está perfectamente clara. Estas cuestiones deben abordarse a través de las organizaciones internacionales, dentro de las Naciones Unidas”. Medidas unilaterales de fronteras marítimas pueden considerarse como práctica colonial, insistió.

Puede que la solución definitiva entre ambos países, como propone el profesor Ríos, sea un «pacto cuatripartito entre España, Canarias, el Sáhara y Marruecos».

Fuente: Sputnik