María Paula Romo y el mando policial ponen en riesgo los recursos del ISSPOL, denuncian policías en servicio pasivo

Vocal del ISSPOL exige a la ministra de Gobierno que transparente las denuncias presentadas ente la Fiscalía

LOS PERIODISTAS

La manera como las autoridades manejan el caso sobre un posible perjuicio de USD 532 millones de recursos del Instituto de Seguridad Social de la Policía Nacional (ISSPOL), ha generado malestar al interior de la institución policial.

Un informe del general en servicio pasivo y vocal principal del ISSPOL, Fausto Vázconez, al que tuvimos acceso, revela el malestar en contra de la gestión de la ministra de Gobierno, María Paula Romo.

El alto oficial retirado asegura que la información otorgada a los vocales por parte de Romo y por el director del ISSPOL, Jorge Villarroel, es “limitada y poco creíble”.

Para conocer detalles, solicitó una reunión con la ministra de Gobierno y con los exdirectores del ISSPOL. Romo aceptó el pedido y fijó el lugar del encuentro, pero nunca se cumplió, denuncia Vázconez.

Además, pidió de manera escrita y verbal que se entregue la documentación sobre las denuncias que presentó Romo ante la Fiscalía, lo que fue negado en una sesión de directorio con el argumento de que forman parte de un proceso legal.

Pero este no es el único criterio del malestar que existe entre los 70.000 afiliados al ISSPOL, entre policías en servicio activo y pasivo.

Rodrigo Heredia, policía retirado y experto en Derecho, hace serias advertencias. Asegura que las denuncias que presentó la ministra de Gobierno ante la Fiscalía no están debidamente fundamentadas.

“Si un buen abogado defiende a la parte contraria, puede ganar fácilmente y hasta pueden pedir indemnización al ISSPOL”, señala Heredia.

Cuestiona que no se hayan solicitado peritajes técnicos contables a las transacciones financieras realizadas por la institución policial, contemplados en el Código Integral Penal como diligencias denominadas actos urgentes.

Heredia exige a la ministra de Gobierno acciones más efectivas, en lugar de dedicarse a “rueditas de prensa y entrevistas en medios de comunicación”, en donde afirma que los recursos de la Policía están garantizados.

Denuncia que el total de las inversiones realizadas ascienden a los USD 800 millones y que si no se recupera ese dinero, podría provocar la quiebra del ISSPOL.

Además, considera que es contradictorio que la propia ministra y el subsecretario de Policía, Patricio Pazmiño, fueron quienes nombraron a los directivos del ISSPOL y ahora sean ellos quienes los denuncian.

En el campo civil también existen inconsistencias, que no han sido aclaradas por las autoridades. José Ibáñez exgerente de la casa de valores Valpacífico, denunció el 26 de septiembre de 2018 un posible peculado en las inversiones de reporto o recompra de bonos, realizadas por Seguros Sucre y por el ISSPOL.

Valpacífico pertenece a la Corporación Financiera Nacional y es accionista de Decevale, la empresa que estaba encargada de custodiar las inversiones del ISSPOL y que hace pocas semanas fue intervenida por la Superintedencia de Compañías.

La denuncia de Ibáñez se dio cuando María Paula Romo ya era ministra de Gobierno. Sin embargo, esa cartera de Estado, la Superintendencia de Compañías, la Contraloría y la Fiscalía, no actuaron.

Por el contrario, Ibáñez fue separado del cargo por presiones del entonces Intendente de Mercado de Valores de la Superintendencia de Compañías, Carlos Murillo, mientras que la Fiscalía archivó el caso.

“El motivo de mi destitución fue por haber presentado las denuncias”, recuerda Ibáñez, quien lamenta que las autoridades no hayan tomado acciones para esclarecer las posibles irregularidades.

María Paula Romo ha intentado posicionar la versión de que las inversiones con presuntas irregularidades se realizaron en el gobierno anterior, entre los años 2014 y 2016.

Sin embargo, no ha dicho nada sobre los USD 346 millones que se invirtieron en el ISSPOL en lo que va del gobierno de Lenin Moreno.

Solo en la gestión de Romo, como presidenta del directorio del ISSPOL, se han invertido USD 155,5 millones, recursos de los cuales se desconoce cuál es su situación.