María Alejandra Vicuña: “Las pruebas en mi contra son débiles y no tienen consistencia”

Además, señaló que en el testimonio de Ángel Sagbay, excolaborador suyo y quien presentó la denuncia, hubo “contradicciones y titubeos”

Punto Noticias. Al ingreso a la Corte Nacional de Justicia (CNJ) para la reinstalación del segundo día de audiencia de juicio en su contra por presunta concusión, la exvicepresidenta de Ecuador, María Alejandra Vicuña, asegura que las pruebas “son débiles y no tienen consistencia”.

 

Vicuña aseguró que todos los testigos, salvo el de su excolaborador Ángel Sagbay, han reiterado que todos los aportes son voluntarios. “Nuestra organización, Alianza Bolivariana Alfarista (ABA), que no se financia con fondos del Estado porque no está registrado en el CNE. Eso es un derecho registrarse, no una obligación”, precisó.

Además, señala que en el testimonio de Sagbay “hubo contradicciones y titubeos”. Evidentemente, dijo, “es una postura que refleja que fue un burdo chantaje porque no se cedió a presiones o pedidos de contratos, como se evidenció en la prueba y peritaje”.

Durante el primer día de audiencia, la Fiscalía presentó los hechos, entre ellos, la declaración juramentada de Sagbay, que dice que mientras Vicuña se desempeñaba como asambleísta por el Guayas, entre el 2011 y el 2013, pidió dinero a sus colaboradores a cambio de mantener sus cargos.

Según Fiscalía, habría recibido un total de USD $43.295 y que solamente el exasesor le entregó USD $23.300. La Fiscalía presentó 11 testigos y hoy, desde las 09h00, se reinstaló el segundo día de audiencia, donde se va a presentar más argumentos que sostengan la teoría de la Fiscalía, así como elementos de descargo por parte de la defensa de la exvicepresidenta.

Fuente: Twitter, Fiscalía, El Comercio