Los tres candidatos a la Vicepresidencia de la República incurren en prohibiciones constitucionales, según Ismael Quintana

Imagen: Pichincha Comunicaciones

Considera que primero debieron renunciar a sus cargos para integrar la terna, por lo que esta debe ser devuelta por la Legislatura.

Punto Noticias. El abogado constitucionalista Ismael Quintana sostiene que los tres integrantes de la terna que el presidente de la República envió a la Asamblea Nacional, para que designe al nuevo vicepresidente de la nación, incurren en inhabilidades y prohibiciones constitucionales.

La lista la encabeza la actual ministra de Gobierno, María Paula Romo, y la integran además Juan Sebastián Roldán, secretario de Gabinete de la Presidencia de la República, y María Alejandra Muñoz, directora del Servicio Nacional de Aduanas (Senae).

Explicó que el artículo 113 de la Constitución prohíbe que sean candidatos, en este caso a la Vicepresidencia de la República, las servidoras y servidores públicos de libre remoción, salvo que hayan renunciado con anterioridad.

Precisamente, según Quintana, los tres de la lista incurren en prohibición constitucional porque continúan siendo ministros o secretarios de Estado. Comentó que el jefe de Estado debió pedirles la renuncia o ellos voluntariamente renunciar, para poder integrar la terna.

“El presidente no lo ha hecho y no es la primera vez. Ya lo hizo en 2018, cuando se envió la terna de reemplazo al exvicepresidente Glas, que estaba integrada, entre otras, por la excanciller (María Fernanda) Espinosa, y por la exministra de Vivienda, María Alejandra Vicuña, quien resultó elegida”, rememoró el constitucionalista.

Dice que en esa oportunidad, de manera pública, manifestó su objeción a esa terna, al igual que lo hace ahora, porque no se cumplían los requisitos de acceso al cargo. Advirtió que si se nombra de esa manera, el nombramiento carece de validez, conforme a la Constitución, porque se está nombrando a una persona que no puede ser designada, por las razones constitucionales señaladas.

Quintana alertó que si el presidente Lenín Moreno no lo ha hecho, le corresponde a la Asamblea analizar si los tres funcionarios cumplen con los requisitos y no incurren en inhabilidades y prohibiciones.

En su opinión, ni no se cumplen estas condiciones constitucionales, la Legislatura, con el voto conforme de la mayoría absoluta de sus integrantes, debería devolver la terna al jefe de Estado, haciéndole presente que sus tres nominados no pueden ser nombrados y pedirle que envíe otra terna, cuidando que se cumplan estas condiciones constitucionales.