Los rivales directos

Por: Andrés Luna Montalvo.

Sumar tres puntos en Bolivia estaba dentro del pronóstico y sobre todo de la necesidad. Rescatar las unidades que se puedan perder como local obliga a que Ecuador afile los dientes en La Paz y Mérida. Pero esta semana comienzan los partidos con los rivales directos, y uno de ellos es Colombia. ¿Qué significa eso de “rivales directos”?: que son ellos o nosotros. Para los Mundiales de Fútbol sabemos que Brasil, Argentina y casi Uruguay son invitados de honor, y que si va Colombia tal vez no vayamos nosotros, si llega Chile no iría Perú, y en esa conversación también se mete Paraguay.

Por lo tanto, tras perder con un mundialista fijo como Argentina, derrotar a un incomodísimo Uruguay y sumar en una plaza donde es casi obligatorio ganarle a Bolivia, ahora comienza la competencia con los que estarán codo a codo junto a nosotros buscando el tercer, cuarto o hasta el quinto lugar. Colombia es un rival superior, en el historial de Eliminatorias su porcentaje de rendimiento contra Ecuador es del 55%, mientras el nuestro contra ellos apenas del 33%. Colombia nos ha ganado dos veces como visitantes y nosotros solo una vez, en 1965, cuando nos tomamos Barranquilla. Pero los números aún son menos afortunados, pues contra ellos son más empates en Ecuador (4) que victorias (3).

La estadística es una información relevante que sirve como antecedente para los partidos y muchas veces para comprender las tendencias, pero nada tiene que ver con magia o adivinación, por lo que este martes podríamos celebrar unas cifras más a nuestro favor, mejor aún cuando esa invencibilidad de los “cafeteros” fue doblegada por Uruguay y con goleada de por medio. Aunque ellos tengan una selección llena de figuras y futbolistas consagrados, que han llegado a los dos últimos Mundiales muchas veces gracias a individualidades, nosotros seguimos mostrando una nueva selección, aun desconocida, reflejada en los memes que circularon en los últimos partidos, dónde los aficionados se preguntaban “quiénes eran esos chicos y dónde jugaban”.

Basta con mirar la tabla de goleadores histórica de la Eliminatoria para Ecuador, en la que el mejor posicionado de los seleccionados vigentes es Énner Valencia, con cinco goles, en el puesto diez, atrás de Agustín Delgado (16), Felipe Caicedo (15), Édison Méndez (11), Álex Aguinaga (9), Christian Benítez (7), Ariel Graziani (7), Eduardo Hurtado (7), Antonio Valencia (6) e Iván Kaviedes (6); es decir, nuestros mejores récords están lejos aún de estos jóvenes que buscan hacerse recién un nombre en la carrera por llegar al Mundial.

El juego contra Colombia será decisivo, como todos, pero en particular por tratarse de un equipo al que ganarle no solamente nos da puntos, sino que se los resta a ellos. Varios de los ecuatorianos aun están familiarizándose con estos nuevos seleccionados y mucho de esto tiene que ver con que la mayoría de la convocatoria (13 de 29) son chicos del campeonato local, un torneo invisibilizado por la falta de acuerdos entre GolTv y las cableoperadoras del país. Si pasamos la prueba con Colombia tendremos en marzo la confianza para sacar nuevamente puntos con Venezuela y defender nuestra cancha con la siempre difícil Chile, pero si este martes no hay celebración en Casa Blanca, volverán los fantasmas de la última Eliminatoria, donde tras perder con los rivales directos en Quito (Colombia y Perú), importaba poco lo que se podía hacer con los últimos de la tabla. Esa lección ya debió ser aprendida.