Levantamiento de restricciones probablemente afecte lucha contra pandemia: epidemiólogo Daniel Simancas

Gobiernos locales tienen capacidad casi nula para evitar aglomeraciones, advierte.

Punto Noticias. La nueva etapa de lucha contra la pandemia de la Covid-19, sin el estado de excepción que permitía el toque de queda y las restricciones de reuniones, nos encuentra cuando todavía el virus está presente y no hemos cumplido la mayoría de disposiciones que señala la OMS para un desconfinamiento, advierte Daniel Simancas, médico epidemiólogo y salubrista, director de investigación de la UTE.

Para el experto, el fin del estado de excepción se lo debe tomar solamente como una imposibilidad de continuar con las restricciones, pero no pensar que podemos salir masivamente.

Sobre la situación sanitaria, alertó que hay disponibilidad nula de camas en las unidades de cuidados intensivos (UCI), con 40 pacientes que todavía esperan atención y 18 personas a la espera de hospitalización.

A criterio de Simancas, el levantamiento de restricciones en la movilidad de las personas probablemente nos haga daño, si la gente no entiende que el virus sigue presente y piensa que, por arte de magia, quitando una disposición este desaparece.

Deploró que en el país no haya un sistema fuerte de vigilancia epidemiológica, por lo que solamente queda apelar a la sensibilidad de la gente para que empiece a cuidarse por sí sola, ante el desamparo del Gobierno.

El médico epidemiólogo alertó que, con el estado de excepción, con la intervención de Policía y Fuerzas Armadas, se pudo dispersar aglomeraciones en cien, doscientas fiestas, que podían causar un brote en cualquier ciudad, pero esto ya no será posible, por la capacidad limitada que tienen los gobiernos cantonales.

“Si en Quito, que hay una fuerte masa de policía municipal, no pueden controlar, ojalá lo hagan, en el resto de provincias (la capacidad) es casi nula o nula. Ahora es cuando más hay que capacitar a las personas y hacer que se sensibilicen, que hagan un compromiso familiar y social de no enfermar e intentar no salir o salir de manera restringida, en esta nueva etapa”, reflexionó Simancas.