Las autoridades de control no actuaron en el caso que involucra al asesor del asambleísta Daniel Mendoza

Las irregularidades en el contrato para la construcción del hospital de Pedernales se denunciaron hace 3 meses

Los Periodistas

El contrato para la construcción del Hospital de Pedernales se adjudicó el pasado 13 de febrero al Consorcio Pedernales Manabí, por un monto de 16,4 millones de dólares.

Hospitev, una de las empresas que participó en el concurso, denunció ante los organismos de control competentes que se habría cometido una serie de irregularidades en el proceso de calificación.

Entre estas, el representante del consorcio ganador, José Leonardo Véliz Saltos, es gerente y accionista de la subcontratista Construcdafra S.A., según consta en la Superintendencia de Compañías, lo que es prohibido por la ley.

En la oferta, incluyó una declaración juramentada de la subcontratista en la que afirmaba no tener ninguna relación con el Consorcio Pedernales Manabí. Es decir, recayó en falsedad, lo que es causal de descalificación.

También habría incumplido el patrimonio mínimo, al presentar un monto de 162.173 dólares, cuando lo exigido en las bases fue de 2’628.803 dólares.

En el requisito de experiencia mínima, el consorcio presentó la construcción del Hospital de Chone, que tenía un avance del 40%, cuando en los pliegos se estableció una ejecución mínima del 75% de obras anteriores, para ser reconocido parte de la experiencia.

Además, existieron otras ofertas con montos más bajos, hasta por 2 millones de dólares, en relación a la propuesta de la empresa ganadora.

Jefferson Zambrano, abogado de Hospitev, denuncia que el proceso fue direccionado desde el Servicio de Contratación de Obras, SECOB, para favorecer al Consorcio Pedernales Manabí.

Zambrano presentó un recurso Extraordinario de Revisión ante el Director del SECOB,
René Tamayo Silva, para que se declare la nulidad del contrato. Sin embargo, no hubo respuesta.

De igual manera, dirigió denuncias, con los documentos de respaldo, al Contralor subrogante, Pablo Celi; a la Directora del Servicio Nacional de Contratación Pública (SERCOP), Silvana Vallejo; y al presidente del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS), Christian Cruz.

Consultamos a las 3 instituciones para conocer cuál fue la respuesta a esta denuncia. La Contraloría y el CPCCS no respondieron.

El SERCOP informó que envió, el 09 de abril, un oficio al SECOB para solicitar información, pero no hubo respuesta. Ante la negativa, señaló que “siguiendo el debido proceso, enviará el expediente completo a la Contraloría General del Estado”.

Tres meses después de la denuncia, el caso de la construcción del Hospital de Pedernales se hace público tras la detención de Jean Carlos Benavidez, asesor del asambleísta Daniel Mendoza.

Durante operativos realizados en Portoviejo, Pedernales y Calceta, fue detenido conjuntamente con otras 8 personas con 1’694.000 dólares, monto que coincidentemente representa el 10% del valor del contrato.

Los detenidos son investigados por la Fiscalía por enriquecimiento ilícito y, entre ellos, también consta el representante del Consorcio Pedernales Manabí, José Veliz.

La ministra de Gobierno, María Paula Romo, anunció el pasado 14 de mayo estas detenciones, al informar en su cuenta de Twitter que “luego de meses de investigación hoy se han producido allanamientos y detenciones que podrían llevarnos a descubrir una red de corrupción en Manabí”.

Este hecho se dio un día antes del segundo debate del proyecto económico urgente de Apoyo Humanitario, que fue aprobado por la Asamblea, con 74 votos.

Queda abierta la interrogante: ¿por qué las autoridades de control no actuaron con anterioridad en este caso y declararon la nulidad del contrato?