Lamento que la academia se preste para burlarse y banalizar los hechos de octubre de 2019: Carlos Poveda

Foto: Pichincha Universal

Mencionó que con el fin de agotar instancias nacionales, se ha presentado una denuncia por un presunto delito de lesa humanidad.

El abogado Carlos Poveda, lamentó la actitud de la ministra de Gobierno, María Paula Romo, de banalizar y burlarse de lo ocurrido en octubre de 2019, con la presentación de un libro, y que aquello sea respaldado por la academia, misma que, dijo, ha tenido un silencio cómplice pese a que son la casa donde se forman juristas en Derechos Humanos.

Afirmó ser consciente de que la lucha será de larga data y habrá que esperar un tiempo para obtener justicia sobre las muertes y heridos del paro nacional registrado el año pasado: “Tenemos la suficiente paciencia porque así ocurre con estos casos”.

Mencionó que con el fin de agotar instancias nacionales, aunque no se espera mucho de las autoridades ecuatorianas, se ha presentado una denuncia por un presunto delito de lesa humanidad en el que está involucrado el presidente de la República, Lenín Moreno, el contralor subrogante Pablo Celi, el Director de Operaciones Comandante de la Policía Patricio Carrillo, la ministra de Gobierno María Paula Romo y el ministro de Defensa Oswaldo Jarrín.

Detalló que esta demanda se presenta un año después porque se hizo necesario recopilar documentos como los informes de las Comisiones de Derechos Humanos, los médico-legales, autopsias, entre otros.

“Y ahí hemos advertido que hay una persecución porque 24 horas después convocan a versiones a Leonidas Iza y Jaime Vargas, los mismos que si se niegan tendrán que hacerlo con la fuerza pública a un segundo llamado”.

Indicó que efectivamente existe un temor de que Iza y Vargas sean detenidos provisionalmente y luego formulen cargos en su contra para dictaminar prisión preventiva, para luego de meses o años ratificar estados de inocencia, un comportamiento común por parte de las autoridades del sistema judicial: “Pero ellos han sido enfáticos que si tienen que ir a la cárcel, irán”.

En todo caso, resaltó que hay una ligera esperanza en la actuación de Fiscalía pues con la información entregada tienen indicios para iniciar investigaciones que deberían ser de oficio y no esperar a que las familias de las víctimas recopilen documentación para hacer algo.