Justicia española avala devoluciones inmediatas de migrantes

Foto Prensa Latina

Madrid, 19 noviembre (Prensa Latina). El Tribunal Constitucional (TC) de España avaló hoy las denominadas devoluciones en caliente de inmigrantes, realizadas por este país en sus enclaves de Ceuta y Melilla en el norte de África, muy criticadas por defensores de derechos humanos.

La decisión se enmarca en un fallo del TC que ratificó casi la totalidad de la controvertida Ley de Seguridad Ciudadana, conocida por sus detractores como ley mordaza, una de las normas más polémicas del gobierno conservador de Mariano Rajoy (2011-2018).

En el centro del debate político desde su aprobación en 2015, con varios intentos frustrados de derogación o modificación en el Parlamento, esa legislación permite, entre otras cosas, devolver de manera inmediata a migrantes que crucen la frontera desde Marruecos.

‘El régimen especial para Ceuta y Melilla de rechazo en frontera de los extranjeros que intenten entrar ilegalmente (…) es conforme a la doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos’, determinó el Constitucional.

No obstante, el TC aclaró que esas expulsiones deben hacerse respetando las garantías de las personas y teniendo especial atención con los más vulnerables, como los menores de edad o las mujeres embarazadas.

Estas devoluciones desde los dos enclaves españoles -únicas fronteras terrestres de la Unión Europea en el continente africano- son muy criticadas por organizaciones de derechos humanos, al considerar que vulneran el derecho de los indocumentados a solicitar asilo.

En febrero pasado, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) revirtió una decisión anterior de condena a España y avaló la ‘devolución en caliente’, en el caso de dos migrantes que irrumpieron en Melilla en ‘situación ilegal’.

Con su fallo, el TEDH dio un inesperado cambio de criterio respecto a una sentencia inicial emitida en 2017, cuando condenó a esta nación ibérica por devolver a Marruecos a esas dos personas que saltaron la valla de Melilla en 2014.

El portavoz de la alianza izquierdista Unidas Podemos (UP) en el Congreso de los Diputados, Pablo Echenique, calificó de intrascendente la sentencia del TC y se mostró convencido de que el Gobierno derogará la cuestionada Ley de Seguridad Ciudadana.

‘Que el Tribunal Constitucional haya avalado la ley mordaza es preocupante. Pero también es, en cierto modo, irrelevante, porque la vamos a derogar’, aseguró el portavoz parlamentario de UP, socio minoritario en el Ejecutivo de coalición de Pedro Sánchez.

car/edu