Investigan presunto fraude en Empresa de Pasajeros de Quito

Imagen referencial / El Comercio

Lo recaudado no coincide con el número de ciudadanos que viajan en este sistema de transporte.

Punto Noticias.- La Empresa de Pasajeros, que maneja el sistema metropolitano de transporte de Quito, es la entidad que más pérdida genera al Municipio. Dos serían las causas para que la recaudación tenga fugas.

La primera es la evasión, y tiene que ver con las personas que suben al Trolebús y a la Ecovía sin pagar el pasaje. La segunda es un supuesto fraude, y está relacionado con el sistema de cobro manual.

En 2019, a la entidad se le otorgó USD 40 millones para mantenerla operativa. A pesar de que el sistema de transporte cuenta con una flota de 224 buses y en él se movilizan 650 000 personas al día.

Uno de los inconvenientes que se mantiene por más de 20 años es el mecanismo de cobro del pasaje que no ha sido modernizado. Se lo hace con monedas y tiquetes, lo que da vía libre a irregularidades.

Cada día, en este sistema de transporte se recaudan unos USD 152 000. Se lo hace en 109 paradas y con 600 funcionarios. Son aproximadamente USD 36 millones al año que se reciben, pero que no corresponde al número de usuarios que usan el sistema.

La concejala Mónica Sandoval, integrante de la Comisión de Movilidad del Municipio, señaló que -al finalizar el día- la persona que está en caja debe cuadrar lo que recibió sin perder ni un centavo.

La funcionaria pidió un informe de las actividades económicas de la empresa y los datos que recibió tendrían inconsistencias.

“Eso nos obliga a un ejercicio de fiscalización en torno a cómo se está recaudando y quiénes tienen responsabilidad”, sostuvo.

El concejal Omar Cevallos también pidió informes y halló otras irregularidades. La principal tiene que ver con 120 tornos, de los que solo 60 emiten un registro del número de monedas depositadas.

Tevcol sería la empresa a la que la persona de recaudación le entrega el dinero. Posteriormente, la Empresa de Pasajeros coteja esa cifra, con una que emite Procelec, una entidad con quien el Municipio tuvo un contrato en el 2015, pero que lo terminó en el 2016 y al momento no tiene relación laboral, pero certifica cuántas personas pasaron por el torno.

Sandoval añadió que la Empresa de Pasajeros no sabe con exactitud cuántas personas pasan por el sistema de torno, porque no tiene un registro.

Guillermo Abad, secretario de Movilidad, manifestó que el lío del recaudo no solo es de la Empresa de Pasajeros. El transporte convencional también tiene una alta evasión por fraude que va del 10 al 30%.

Para él, la manera de evitarlo es a través de un sistema de recaudación automatizado.

Fuente: El Comercio, redes sociales