Internacional Progresista expresa su gran preocupación por las elecciones libres y justas en Ecuador

Foto: Internacional Progresista

Reprochan el continuo bloqueo al cual ha estado sujeto el binomio Arauz-Rabascall y lo consideran como actos sistemáticos que afectan a la democracia del Ecuador.

La Internacional Progresista destaca su preocupación por el auge del autoritarismo en Ecuador, lo cual, dice, se manifiesta en las acciones contra la oposición electoral. Aquí su pronunciamiento:

En agosto, a menos de 24 horas después de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) convocara oficialmente a elecciones, las fuerzas gobernantes intentaron ilegal e inconstitucionalmente eliminar el Movimiento Fuerza Compromiso Social, lista 5 que había cobijado la fuerza política de la Revolución Ciudadana. Posteriormente, en una jugada arbitraria y sin legitimación, la Corte Nacional de Justicia (CNJ) despachó el recurso de apelación presentado por la defensa técnica del expresidente Rafael Correa y emitió una nueva sentencia, lo que obligó a Correa a quedar fuera de la boleta electoral para las próximas elecciones.

Frente a la prohibición de su participación política, el movimiento Centro Democrático que acogió las candidaturas de la Revolución Ciudadana registró un nuevo binomio presidencial conformado por Andrés Arauz y Carlos Rabascall. Sin embargo, el Tribunal Electoral -aplicando un criterio inconstitucional e ilegal- dio paso a una serie de recursos contra el candidato Andrés Arauz, que siguen vigentes impidiendo el registro definitivo del binomio presidencial.

Son actos sistemáticos contra la democracia del Ecuador. Por eso hacemos un llamado al Tribunal Electoral del Ecuador (TCE) a respetar la ley ecuatoriana y sus obligaciones internacionales en materia de derechos humanos, garantizando la participación de todas las fuerzas políticas y asegurando la existencia de elecciones libres, democráticas y transparentes.

Como organización internacional, nos mantendremos atentos a la evolución de la situación en Ecuador y trabajaremos con aliados en todo el mundo para garantizar el ejercicio de la democracia en las elecciones presidenciales de febrero de 2021.