Inhabilitarían al presidente Bolsonaro por 180 días a pedido de Corte Suprema de Brasil

Foto referencial Telesur

Una denuncia penal contra el presidente brasileño motivó a un magistrado del Supremo Tribunal Federal.

Punto Noticias.- La denuncia contra Bolsonaro puede derivar en la suspensión del cargo como presidente por 180 días, por poner con sus actitudes en riesgo al país por emergencia sanitaria del Covid-19. Esta no es la primera vez que recibe una acusación por la misma razón, ya que hace poco recibió una orden de una jueza federal de Río de Janeiro quien exigió suspender una campaña publicitaria promovía desde la presidencia, el irrespeto a la cuarentena social.

 

El ministro de la Corte Suprema de Brasil, Marco Aurélio Mello, remitió a la Fiscalía General de la República un pedido con el fin de suspender del cargo al presidente Jair Bolsonaro por 180 días tras cometer muchas acciones que han puesto al país en riesgo en la crisis sanitaria del Covid-19.

El ministro Mello también envió a la procuraduría General la denuncia penal que fue presentada en contra el presidente Bolsonaro por Reginaldo Lopes, diputado que pertenece al Partido de los Trabajadores y representa al Estado de Minas Gerais.

Lopes notificó oficialmente sobre hechos presuntamente delictivos cometidos por Jair Bolsonaro, al Supremo Tribunal Federal de Brasil, que están en relación a una conducta irresponsable en la gestión de la pandemia de Covid-19.

El legislador cree que el mandatario realizó acciones que favorecen a la propagación y contagio del virus. Estos hechos denunciados contra Bolsonaro son públicos y notorios, debido al impacto mediático de sus reiterativos llamados a concentraciones y sus visitas a plazas, centros comerciales y otros. Además, su caso omiso a tomar medidas de aislamiento social y la minimización de la pandemia, lo que fue criticado y contradicho en su propio equipo de Gobierno.

Estas actitudes están consideradas en la denuncia de Lopes y su partido, son infracciones en la ley penal brasileña y recibió luz verde por la Corte Suprema para ser remitidos al ministerio público.

La Fiscalía en conocimiento de estas conductas, deberá evaluarlas y, si considera que existen méritos para una investigación, inmediatamente se notifica al parlamento, debido a la inmunidad que tiene por su alto cargo Jair Bolsonaro. Quienes evaluarán si autorizan o no el curso del procesamiento, en base a los hechos denunciados y las evidencias entregadas.

Si inician las investigaciones, se inhabilitaría de inmediato a Bolsonaro en el ejercicio de la primera magistratura por un plazo de 180 días.

El Partido de los Trabajadores se adelantó en remitir a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos una carta para poner al tanto de esto hechos, indicando que son violatorios del derecho fundamental de la vida y la salud de los brasileños.

No es la primera vez que hay una acusación judicial por la conducción gubernamental ante la pandemia que recibe Bolsonaro. Anteriormente una jueza federal de Río de Janeiro ordenó al presidente no realizar una campaña publicitaria promovida por la presidencia, donde llamaba a no respetar la cuarentena social.

Frente a esta situación miles de brasileños se han convocado a un cacerolazo este martes 31 de marzo, como protesta de la gestión del Ejecutivo ante la Covid-19. Organizaciones convocantes como Brasil Popular y Pueblo Sin Miedo, animaron a que el pueblo haga sonar sus ollas desde sus domicilios, para no infringir el aislamiento social.

Fuente: Telesur