Hay un cerco y un circo mediático, por parte de los medios privados, en torno a las causas de las protestas

Ana Acosta; Santiago Aguilar; Hernán Reyes, en Punto Noticias. Imagen: Pichincha Universal/MH

Los medios privados desvían la atención con respecto a los temas fundamentales, según el experto Hernán Reyes.

Punto Noticias. Ana Acosta, representante del Churo Comunicaciones e integrante de Wambra Radio; Santiago Aguilar Morán, director de Radio La Calle; Hernán Reyes, catedrático universitario, analizaron la libertad de expresión y de prensa, durante la crisis social y la movilización indígena y popular.

A criterio de Acosta, durante las protestas se evidenció la separación que existió entre lo que informaban los medios y lo que miraba la sociedad.

Apuntó que en el gobierno de Rafael Correa los medios de comunicación y los líderes indígenas y sociales fueron puestos en un mismo saco y también atacados. En cambio, según Acosta, en el régimen del presidente Lenín Moreno ese saco se rompió.

Ahora hay una cercanía, un matrimonio entre los medios privados tradicionales y el gobierno, que se demostró en el discurso único que manejaron estos sectores, en el que lo que decía el gobierno replicaban los medios tradicionales, especialmente la televisión, de acuerdo a la visión de Ana Acosta.

Para Hernán Reyes, la ciudadanía es víctima de un bombardeo masivo de contenidos noticiosos, en época no de crisis, sino en época normal, a través del cual se anestesia respecto a lo que está pasando en el país. Parecería que no pasa nada.

Para el experto, los políticos no entienden qué es lo que pasa, cuales son las causas para estos brotes de protesta social, tan grandes, con tanta magnitud, que no alcanzan solo a Ecuador sino a América Latina.

Santiago Aguilar considera que, con el trabajo que cumplieron los medios alternativos durante las protestas sociales, quienes ganaron fueron los ciudadanos, que fueron informados sobre lo que realmente pasaba en las calles y por qué la gente se movilizó.

El director de radio La Calle destacó el esfuerzo realizado por los comunicadores de estos medios digitales alternativos versus los medios tradicionales, debido al potencial de un medio privado, con acceso a satélites, cámaras, movilización, recursos y todo el aparataje que poseen, en comparación con la gente que tiene un celular, enfrentándose al gran poder mediático.

En opinión de Reyes, no se publicita ni se mide con la misma vara la agresión a un periodista de un medio de televisión tradicional, en aras de la libertad de expresión, que cuando son callados y sometidos otros medios de comunicación, que están cumpliendo otro papel y que tienen una mirada distinta a la oficialista. Cree que es el caso de radio Pichincha Universal.