Gobierno necesita que Romo sea Vicepresidenta y para eso pondrá policías afuera de casas de asambleístas mañosos, alerta Ramiro Aguilar

Foto: Pichincha Comunicaciones

Antes de diciembre Moreno dejará el poder y habrá un quinto vicepresidente porque Romo llegará a la Presidencia para los últimos meses con la misión clara de impedir el triunfo del progresismo, agregó.

El jurista y exasambleísta, Ramiro Aguilar, señaló que no es sorpresa que Otto Sonnenholzner haya renunciado a la Vicepresidencia puesto que en su intento por ganar las elecciones del 2021, tiene que marcar distancia con el Gobierno de Lenín Moreno que ha sido cuestionado por denuncias constantes de corrupción: “Además de ser incompetente e inmoral”.

A criterio de Aguilar, la ministra de Gobierno, María Paula Romo y el secretario de Gabinete Juan Sebastián Roldán ya estaban buscando la salida del segundo mandatario, porque representa un estorbo para las decisiones que se vienen.

“Moreno está preparando su salida intempestiva, abrupta, no creo que él entregará el poder en 2021 se irá antes y cubierto las espaldas. Necesita alguien en quien confiar para cumplir el encargo y esa persona es Romo, necesitaban ponerle a Romo en la Vicepresidencia y para eso pondrán motos de la policía afuera de las casa de los asambleístas mañosos para conseguir los votos”.

El exlegislador considera que Moreno pondrá su renuncia antes de diciembre y que será la ministra de Gobierno, quien en la Presidencia de la República, cumpla con la misión de impedir el triunfo del progresismo e imposibilitar la judicialización del actual mandatario y de la gente que lo rodea.

“No puede ser que el poder termine asaltado por estas grietas que tiene el orden Constitucional para que termine gobernando la señora Romo”.

Respecto a Sonnenholzner, Aguilar recordó que el pasado fin de semana salió un comunicado de la extrema derecha donde nombró a César Montúfar, Esteban Torres, Luis Fernando Torres y a los que llamó viejos descendientes de españoles que quieren volver a la época de la Colonia, quienes seguramente convencieron al exsegundo mandatario de ser su candidato: “Porque la otra derecha tiene a Lasso de candidato y él no va a ceder la posición electoral”.

“Otto es un hombre de patrimonio importante pero dudo que quiera ponerlo en la lotería de una campaña, sus auspiciantes serán el sector de derecha, quienes quieren el continuismo, probablemente bajo la bandera del Partido Social Cristiano que le dará su credencial para las elecciones”.

Sin embargo, advirtió que los votos del exalcalde Jaime Nebot se endosarán a Rafael Correa, ya que en las elecciones del 2013 se pudo evidenciar que el exmandatario tuvo un apoyo del 60% en Guayaquil y en las seccionales de 2014 el dirigente del PSC llegó con el 80% de respaldo a la alcaldía del puerto principal: “Quiere decir que compartían simpatía en Guayaquil y sin Nebot en las elecciones se lanzarán al correísmo y al frente de Unión por la Esperanza que se anunciará mañana”.

Con esa base, aseveró que si Sonnenholzner lanza su candidatura se arriesgará a caminar en una aventura muy incierta: “Pero creo que en este punto le da paz, porque le es mejor renunciar y poner distancia a cargar el muerto del gobierno de Moreno que es corrupto”.