Gobierno de Chile rechaza firmar Acuerdo de Escazú

Santiago de Chile, 22 sep (Prensa Latina) El gobierno de Chile rechazó hoy firmar el Acuerdo de Escazú, referido a temas ambientales, lo que generó inmediatas críticas en partidos de oposición y organizaciones defensoras del medio ambiente.

El Acuerdo Regional sobre Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe, o Acuerdo de Escazú, establece una serie de principios sobre la participación social en la toma de decisiones, y protección a defensores ambientales entre otros temas.

La Moneda alegó que el Acuerdo introduce principios no definidos que condicionarán la legislación ambiental existente en el país, y podría implicar cambios inciertos en esa legislación que generarían ‘incertidumbre jurídica’.

Además consideró que el acuerdo introduce obligaciones para el Estado ‘ambiguas, amplias e indefinidas, que dificultan su cumplimiento!’.

Al respecto el canciller chileno, Andrés Allamand, fue concluyente al señalar que ese entendimiento resulta ‘inconveniente para Chile’.

De inmediato, partidos de oposición emitieron un comunicado en el que pidieron al gobierno firmar el acuerdo antes de la fecha límite para su implementación (26 de noviembre).

Recordaron que ese convenio es una respuesta a la situación que en Chile enfrenta la población de las llamadas zonas de sacrificio, como es el caso de Puchuncaví-Quintero, donde las organizaciones que luchan contra la grave contaminación allí existente podrían disponer de toda la información de manera transparente.

Advirtieron que rubricar ese documento es ‘la última oportunidad’ del gobierno para demostrar su real compromiso en la defensa de los derechos a la participación de la ciudadanía y el liderazgo internacional a que aspira en el enfrentamiento a crisis climática.

El rechazo del gobierno se anuncia precisamente el mismo día en que en un discurso en la Asamblea General de la ONU, Piñera llamó a luchar contra el cambio climático e hizo gala de lo realizado en esa dirección por Chile.

La decisión fue muy criticada en redes sociales, en las cuales muchos consideran inaceptable que Chile participó activamente en la promoción de este acuerdo y ahora se niega a firmarlo, y otros señalan que la razón real para rechazarlo es que ofrece garantías a las comunidades por sobre los intereses empresariales, que el gobierno defiende.

En tanto, Matías Asun, director de Greenpeace Chile, señaló ‘el gobierno del presidente Piñera ha engañado al país haciéndonos creer que los temas medio ambientales están en el centro de su agenda. No es así y hoy ha quedado ratificado’.

tgj/rc