Gobierno aún adeuda a pequeños proveedores de salud

Son más de 10 empresas que aún no reciben sus pagos y aseguran que se vuelve inviable mantener a flote sus negocios, que se traduce en más desempleo en el país.

Punto Noticias. Fernanda Romano tiene su pequeña empresa que abasteció de insumos médicos a un hospital público del oriente en los meses más críticos de la pandemia del COVID-19. El Gobierno, hasta ahora, no ha cancelado por este servicio y forma parte de un grupo de pequeños proveedores que aún continúan sin recibir estos pagos.

 

El 13 de octubre de 2020, el Gobierno anunció que 17.000 pequeños proveedores del Estado recibieron $285 millones, que adeudaba durante varios meses.

El pago se realizó una vez que el país recibió el primer desembolso de $2.000 millones, de los $6.500 millones, del acuerdo de financiamiento del Fondo Monetario Internacional (FMI) con Ecuador.

Pero aún quedan pequeños proveedores de salud y otras áreas que no han recibido sus pagos y, aunque sus deudas son pequeñas, sus representantes aseguran que se vuelve inviable mantener su empresa en medio de la crisis económica, social y sanitaria que atraviesa el país.

Ellos, quienes salieron a reclamar por sus derechos ante un silente Ministerio de Economía que cerraba las puertas a sus exigencias, aún deben luchar para que se concrete el pago.

Romano se quedó sin ningún trabajador debido a la falta de recursos. Además, el papá de una de las trabajadoras falleció por no tener dinero para que su familiar sea atendido cuando se contagió de COVID-19, debido a la lista de espera que había en los hospitales públicos.

A la empresa de insumos médicos que dirige Romano también le adeuda el Hospital de la Policía de Guayaquil. “Me deben $10.000, pero aún no me pagana. Ni siquiera generan el Comprobante Único de Registro (CUR) para el pago”, acotó.

Romano señaló que los actos de corrupción también afectan la situación. En el Caso del Hospital de la Policía, la Fiscalía retuvo varios documentos por las investigaciones que se hacen por presuntas irregularidades, relacionados con la familia Bucaram, por lo que no pueden generar ningún pago al resto de proveedores.

Son más de 13 proveedores del Estado que aún no reciben sus pagos y asciende a más de $2.3 millones la deuda del Gobierno. De las 13 empresas, cinco son de salud y el resto de construcción, tecnología y logística.

“Vivimos en tierra de nadie y ellos ven solo por sus beneficios personales, pero las medianas y pequeñas empresas, que generamos trabajo, nos han quebrado”, reclamó con indignación Romano, ante la ausencia del Gobierno en estos momentos críticos.