FUT rechaza congelamiento salarial y anuncia una demanda de inconstitucionalidad

Foto: FUT

Los dirigentes calificaron a la acción del Gobierno de burla y tomadura de pelo y anticipan que en enero se defenderá a los sectores estratégicos para evitar su privatización. 

Punto Noticias.- Una vez que el Gobierno anunció que el Salario Básico Unificado (SBU) se mantendrá en USD 400 para el 2021 y que se entregarán compensaciones, por una sola vez, de USD 60 para quienes ganen el salario básico y de USD 100 para quienes tuvieron un contrato de trabajo y lo perdieron durante la pandemia, el Frente Unitario de Trabajadores (FUT) rechazó esta acción al considerarla una “burla”.

En una rueda de prensa, Mesías Tatamuez, presidente del FUT, cuestionó el congelamiento salarial, así como las compensaciones y anunció una demanda de inconstitucionalidad debido a que se violaría el artículo 328 de la Constitución que dice que los salarios deben ser acorde a la canasta básica.

Sostuvo que las supuestas ayudas del Gobierno serán subsidiadas por el pueblo ecuatoriano como una manera de contribuir con los empleadores.

Este aspecto también fue explicado por José Villavicencio, vicepresidente del FUT, quien dijo que al dividir los USD 60 a 12 meses significaría que son USD 5 al mes y si a este monto se lo divide para 30 días que tiene el mes serían apenas USD 0,16. Lo que para él es una “tomadura de pelo”.

Mientras, Tatamuez mencionó que es fácil deducir que el bono dispuesto por el Gobierno no fue subido al sueldo para evitar el incremento en el pago de décimos, todo direccionado a ayudar a los empleadores y castigar al pueblo.

“Nosotros como FUT defendemos a todos los trabajadores y no solo a quienes tienen empleo fijo para que no se los considere una mercancía con esa ley de desahumanidad que le llaman de solidaridad”, manifestó.

Sostuvo que desde el sector de los trabajadores se exige no reformas laborales que serían parches, sino un nuevo Código, así como una nueva Ley de Seguridad Social.

Expuso que entre las acciones que se tienen pendientes está una concentración para enero con el fin de defender las eléctricas, las telefónicas, la minería y el petróleo que este Gobierno antes de irse quiere privatizar.

Asimismo, se exigirá que no se hagan recortes presupuestarios a las áreas vitales como son la salud y la educación.

Fuente: FUT, redes sociales