Fueron las medidas de relajamiento las que provocaron que hogar de ancianos en Penipe viva un drama con casos Covid19

Foto: Teleamazonas

Once adultos mayores de un geriátrico han fallecido y 44 están contagiados. Necesitan medicinas e insumos médicos.

El Hogar Geriátrico Padre Saturdino López que cuida a 70 ancianos en situación de abandono está en emergencia, todo habría comenzado a inicios de este mes cuando se relajaron las medidas de restricción por el Covid19, así lo cuenta Jaime Álvarez, párroco de Penipe.

La pandemia obligó a este hogar de ancianos a tomar todas las medidas necesarias para evitar contagios, por lo que 20 trabajadores y las religiosas encargadas de su cuidado estaban aislados dentro de la casa, contó el sacerdote.

Sin embargo luego de que se decidió cambiar el semáforo salieron a sus casas, cansados de estar encerrados las 24 horas, aquello provocó que una trabajadora asintomática contagiara a los 55 ancianos, es así como el Covid19 se llevó la vida de once de ellos.

Solo pasaron 15 días desde el primer contacto para que todos empezaran a presentar fiebre y tos seca, cuenta Álvarez, esto fue signo de alarma puesto que esos cuadros no son normales dentro del grupo; por ello los médicos que laboran en el geriátrico pidieron asistencia al Ministerio de Salud para hacer pruebas rápidas saltando 9 casos positivos.

El párroco explicó que al no ser tan confiables estás pruebas tuvieron que acudir al sector privado para solicitar ayuda con el fin de realizar exámenes PCR y tener la certeza de cuántas personas tenían el virus, es así que un Banco de la localidad y recursos propios permitieron conseguir esos insumos médicos, con lo que se hizo un barrido a 150 personas, de ellas 55 ancianos dieron positivo, 11 de ellos perdieron la lucha contra el Covid; asimismo hay cinco religiosas contagiadas, una se encuentra grave en Macas.

Desde lo sucedido los trabajadores decidieron no salir más del geriátrico y laborar las 24 horas dentro de la casa.

Ahora claman por ayuda puesto que sobreviven de donaciones y gestión propia que hoy no la pueden hacer precisamente para cuidar de los ancianos en situación de abandono.

Sus principales necesidades son:

 

Fuente: Diario Los Andes