Fondo de pensiones sueco deja de financiar armas nucleares

Don’t Bank on the Bomb

La campaña “Don’t Bank on the Bomb” que denuncia a los bancos y fondos de pensiones que invierten en la industria armamentística, al igual que el informe anual que realiza la organización holandesa PAX, donde figuran todas las instituciones públicas y privadas que alimentan la fabricación de armas nucleares, deberán borrar de esa lista al fondo de pensiones sueco AP4.

Esta empresa es la cuarta en tamaño de fondo de pensiones privados y anunció esta semana que dejará de tener vínculo con la producción de armas nucleares, a través de las empresas Airbus, Boeing y Raytheon. En junio del año pasado la empresa invirtió unos 250 millones de euros en empresas vinculadas a la industria nuclear.

A partir del 1 de enero cambió la ley en Suecia y los fondos de pensiones están obligados a gestionarse de manera “ejemplar”, por lo que deben invertir de manera responsable. No solo dejan de financiar la industria nuclear, sino que también abandonan la industria petrolífera.

“AP4 considera que una interpretación ejemplar del Tratado de No Proliferación (TNP) apoya la decisión de no invertir en empresas involucradas en armas nucleares. AP4 evalúa que las actuales mejoras y modernizaciones de los sistemas de armas nucleares no están en consonancia con la intención del desarme a largo plazo expresada en el Tratado de No Proliferación”, expresó la empresa en un comunicado de prensa.

Médicos Suecos contra las Armas Nucleares celebró esta victoria de la sociedad civil organizada, al igual que otras organizaciones ligadas al activismo antinuclear.

“En Médicos Suecos contra las Armas Nucleares hemos trabajado durante mucho tiempo para que el dinero de nuestra pensión no se invierta en armas de destrucción masiva”, expresó Josefin Lind, Secretaria General de los Médicos Suecos.

La campaña ahora continuará su presión sobre el resto de fondos de pensiones que todavía no han salido de la lista negra de inversores en armas nucleares.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*