Florícolas recuperarían la producción en dos o tres años, advierte Alejandro Martínez

Foto: Referencia Diario Aqui

El sector está pasando por una coyuntura extremadamente delicada, la paralización de mercados es total, agregó.

Alejandro Martinez, presidente Ejecutivo de Expoflores, informó que tras la emergencia sanitaria conquistar los mercados no será difícil porque la calidad de flor ecuatoriana es muy buena y no existen muchos productores en el mundo, sin embargo destacó que lo difícil será predecir la reacción del consumidor que está entrando en una fase de ahorro y de priorizar gastos: “La flor no es un bien de consumo masivo sino suntuario y va a retardar la producción”

En ese contexto manifestó que la reactivación del sector puede tomar cinco meses pero recuperar la producción llevará entre dos y tres años: “El problema es que estamos en un momento crítico”.

Explicó que el sector está pasando por una coyuntura extremadamente delicada pues la paralización de los mercados es total, solo hasta el miércoles pasado se registraban exportaciones a Rusia y Estados Unidos: “Pero Rusia ya se cerró el jueves y EEUU sigue en etapa de disminución estamos a días de que se cierre, espero que no sea así, porque la afectación es insostenible en el sector”

Martínez detalló que los principales mercados de la flor ecuatoriana es EEUU y Canadá donde se encuentra el 50% de consumo, le sigue Europa con un 28% y Rusia con un 17%: “Europa se cerró por completo, Canadá igual, en EEUU está en un 80% de reducción de compra”.

“No sabemos hasta cuándo pero esa realidad del mercado, significa que una finca que pueda cosechar 20 mil o 30 mil tallos no está exportando ni 500”.

Lo grave de esta situación, según el empresario, es que llega en temporadas altas para la industria pues es el primer semestre donde se realiza el 70% de las ventas del año: “San Valentín, el día de la madre, día de la mujer rusa, graduaciones. Toda la temporada se cayó a nada y la floricultura no está cobrando sus cuentas por cobrar”.

“Venimos una pretemporada que es Valentín con un alto costo, por mucha fertilización, trabajo de campo, preparación y encima no cobramos”.

Aseveró que de las florícolas dependen 120 mil personas con trabajo directo e indirecto: “Es una actividad que merece un trabajo diario, logística diaria, en diferentes fases para llegar a los mercados del mundo”.

“Somos generadores de divisas, el producto esta generado para exportar, el perder USD900 millones de exportación para el país le costará mucho volver a salir adelante, lo que necesitamos es cuidar esos cultivos, este momento todos estamos en sacrificio”.

De ahí que reconoció que se ha ajustado a un “montón de gente” de manera significativa: “Pero es válido si queremos mantener la actividad dentro de cuatro cinco meses”.

Martínez resaltó que ahora buscan sostener el sector cuidando el cultivo y su sanidad con el fin de que cuando se abran los mercados estar listos para exportar: “El problema es que tienes a Ecuador, Colombia a todos en el mismo proceso, en California los pocos floricultores han cerrado sus puertas y no seguirán haciendo flores, eso quedó ahí y la decisión es no volver, en Colombia los ajustes son igual de fuertes que acá”.

Por ello detalló que desde las florícolas se propone al sector una discusión de hacer un ajuste importante para tener al mínimo el costo de los cultivos: “Para meter más tecnología, para reducir el costo de mantenimiento del cultivo, porque la parte financiera lo vamos a necesitar después. Ahorita sin ingresos lo veo difícil, por más buena voluntad de la banca pública y privada”.

Fuente: Ecuador Radio