Fin de semana lleno de indisciplina, libadores, fiestas, partidos de voley y los casos de Covid-19 continúan al alza en Quito

Fuente: César Díaz. Foto de fiesta clandestina

En una cancha de San Roque, tomaban, no usaban mascarilla ni respetaban el distanciamiento social. Varios operativos en Quito registraron el sábado 25 de julio fiestas con hasta 75 personas.

 

Punto Noticias: La indisciplina aumenta en la capital frente al considerable número de casos positivos para Covid-19, el desacato a la autoridad e indisciplina social son problemas que han enfrentado en los últimos ocho días Fuerzas Armadas, Policía Nacional, agentes metropolitanos e Intendencia, que se ha desplegado a las siete parroquias de Quito con más contagios de covid-19.

En el sur de Quito se clausuró un centro de tolerancia clandestino, tras operativo para dar cumplimiento a medidas de restricción en una de las parroquias con mas casos positivos de coronavirus, Guamaní.

En los recorridos realizados por las autoridades se ha evidenciado que mucha gente no cumple con las restricciones, entre los problemas comunes son el consumo de licor y las reuniones sociales.

La Secretaría General de Seguridad y Gobernabilidad la tarde del viernes 24 de julio de 2020 lideró un operativo de control en el Centro de Quito. 38 efectivos recorrieron las calles del Centro Histórico y San Roque solicitando a la ciudadanía utilizar mascarilla y evitar las aglomeraciones. Los efectivos en la calle Abdón Calderón, sector San Roque, intervinieron una cancha al encontrar personas libando, aglomeradas, sin mascarilla e incumpliendo el distanciamiento social.

El sábado 25 de julio, la Agencia Metropolitana de Control, AMC, junto a otras entidades del orden, sancionaron a 77 personas en una fiesta clandestina que se realizó en el sector de Santa Lucía. En el lugar se verificó que los asistentes estaban aglomerados, no respetaban el distanciamiento, no cumplían con el uso obligatorio de mascarilla y se encontraban consumiendo alcohol en el espacio público, además el evento contaba con un 40% de menores de edad, por lo que las autoridades aplicarán todo el peso de la Ley para los autores de este suceso que atenta contra la salud pública y la vida de los ciudadanos.

En operativo en el sector del Comité del Pueblo, efectivos de la Secretaría de Seguridad, Fuerzas Armadas, y la AMC intervienen un baile clandestino, se encontraron bebidas alcohólicas y sustancias sujetas a control.

La indisciplina social ha aumentado la noche del sábado 25 de julio, se fijaron sanciones para ciudadanos que estaban libando en el Panecillo en medio de la emergencia sanitaria por la Covid-19, con el aumento de casos positivos para el virus, 15 vehículos se encontraban en el lugar.

Durante esta semana la Fuerza Pública, junto a agentes municipales y AMT, ha realizado 2 510 operativos. Según datos del Ministerio de Gobierno, 477 personas fueron multadas por violar el toque de queda, se detuvo a nueve por cometer delitos, a cinco por contravenciones y se decomisaron 15 armas blancas y 118,6 litros de licor.

Además, se intervinieron 275 locales, se suspendieron 27 eventos y se clausuraron 15. En la Argelia (sur) un grupo de agentes intervino esta semana en una fiesta con 40 personas. Según la Intendencia, la gente los insultó y les arrojó objetos de forma agresiva.

Autoridades, policías, fuerzas armadas y agentes de control han sido agredidos al intervenir en una reuniones sociales. La Intendencia indica que la mayor parte de reuniones sociales son en el sur.

Fabio Vélez, jefe de Seguridad y Riesgos del distrito Manuela Sáenz, dice que las agresiones contra los agentes metropolitanos son frecuentes. “No hay conciencia de la gente, no entiende la gravedad del asunto. Los insultan y reciben golpes”. Señala que algunas personas no entienden que cometen doble falta al ser agresivos y salir a la calle sin protección.

Vélez cuenta que en Buenos Aires (oriente) personas en estado etílico trataron de golpear a militares, policías y municipales. El comisario de Calderón, Santiago Chipantasig, asegura que los policías y metropolitanos son los que más sufren la violencia de la gente. (C.D.A.)

 

FUENTE: MUNICIPIO DE QUITO