Falleció una de las fundadoras de Abuelas de Plaza de Mayo

Chicha Mariani
Abuelas de Plaza de Mayo

Esta mañana comenzó la ceremonia de despedida de María Isabel Chorobik de Mariani, conocida como Chicha Mariani, una de las fundadoras de Abuelas de Plaza de Mayo. A los 94 años su cuerpo dejó de funcionar, tras haber sufrido un ACV hace algunos días y estar internada en una clínica de La Plata, Argentina.

Una de las mujeres más batalladoras en lo que se refiere a la búsqueda de su nieta Clara Anahí, sustraída por las fuerzas represoras durante la dictadura cívico militar que asoló la Argentina entre 1976 y 1983.

Un megaoperativo con fuerzas del Ejército y de la Policía Bonaerense el 24 de noviembre de 1976 concluyó con el asesinato de varios militantes de la agrupación Montoneros, entre los que se encontraba la nuera de Chicha, Diana Teruggi. Esa noche desapareció Clara Anahí de tres meses de edad.

En agosto de 1977 el hijo de Chicha y padre de Clara Anahí, Daniel Mariani, también fue asesinado por los genocidas.

La búsqueda de esos niños secuestrados a muy corta de edad o la posibilidad de que hubieran nacido durante el cautiverio la descendencia de sus familias, llevó a un grupo de señoras a conformar Madres de Plaza de Mayo, que luego derivaría en el caso de la búsqueda concreta de esos 400 bebés sustraídos durante la dictadura, en la lucha de Abuelas de Plaza de Mayo, quienes hace pocos días celebraron la restitución del nieto 128.

Durante 42 años Chicha Mariani se convirtió en uno de los pilares de esta búsqueda inclaudicable que se convirtió en referencia mundial de la lucha en defensa de los derechos humanos y por la Memoria, Verdad y Justicia.

Clara Anahí se convirtió en un símbolo de la búsqueda de la identidad arrebatada, siendo Chicha víctima del ensañamiento de los represores, algunos de los cuales aseguraron saber dónde estaba la nieta, aunque ocultando siempre esa información.

1 comentario

  1. Mujeres de valores,abuelas de resistencia. Dignas de imitar, a Uds mi respeto y admiración. Tenían y demostraron al mundo su verdad. Su puños serán recordado:(ya no es tiempo de llorar, es tiempo de q ello vengan. 126 nietos gran victoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*