Exposiciones en cuarentena: del museo a la virtualidad

Foto: Exposición de Manuela Ribadeneira en el Centro de Arte Contemporáneo

¿Cómo percibir la totalidad de una pieza de arte a través de una pantalla? Ese fue el gran reto, dijo el coordinador del Centro de Arte Contemporáneo

Punto Noticias. En diciembre de 2019, Samuel recorrió los cuatro pabellones del Centro de Arte Contemporáneo (CAC), donde habían instalado la exposición de Manuela Ribadeneira: “Objetos de duda y certeza”, una muestra que recorre las obras de la artista desde sus primeras creaciones hasta la actualidad.

Hoy, por la pandemia provocada por el COVID-19, Samuel ni ninguna otra persona ha podido regresar a este ni a otro museo.

Las exposiciones tuvieron que entrar en cuarentena y su exhibición pasó a la virtualidad. Wilson Ruiz, coordinador del Centro de Arte, señaló que, además de la obra de Manuela, habían instalado Premio Brasil: una exposición colectiva de 16 obras, de varios artistas contemporáneos emergentes.

Señaló que fue un desafío migrar a lo digital, a través de transmisiones por las redes sociales. “Es una oportunidad para reflexionar, reinventarnos y poner en el tapete todo lo que ha significado este cambio. Abrió una posibilidad para que muchos actores de la escena cultura, no solo local, se trasladen a lo virtual.

¿Cómo percibir la totalidad de una pieza de arte a través de una pantalla? Por ejemplo, la obra de Manuela, “Con un pie en un lado”, es la parte inferior de un cuerpo hecho de cemento de 180 x 125 x 50 cm.

Foto: «Con un pie en un lado» – Obra de Manuela Ribadeneira

Ruiz señaló que ese fue justamente el gran reto. Lograr transmitir, a través de mediaciones, las obras de arte. Dijo que el usuario, al estar mediado a través de un dispositivo tecnológico, tiene una limitante. El objetivo es lograr que el mensaje sea más efectivo con interacciones o preguntas de la gente, que tiene que ver con el proceso educativo y reflexivo.

“Evidentemente no es la misma experiencia que estar de manera presencial, que es un espacio que estás en contacto directo con la obra, pero hay una diferencia, pero se puede generar mensajes potentes de reflexión de lo que quiere decir la obra”, acotó.

Explicó que aún queda un espacio de autodefiniciones para completar esta traslación de lo físico a lo virtual porque tiene sus propias especificidades, por lo que el CAC no tiene pensando instalar una nueva exposición. “Estamos analizando y podría ser, si se dan las condiciones, en septiembre u octubre una nueva exposición”, anunció.

Ahora, con la terminación del periodo escolar de la Sierra y Amazonía, tendrán un taller vacacional con una propuesta educativa para los niños, niñas y adolescentes. Como Centro de Arte, dijo Ruiz, se debe asimilar estos cambios. “Hay que pensar en las audiencias, los artistas y buscar mecanismos resilientes para mantener un trabajo permanente” en medio de la pandemia.