Este Gobierno junto con otros sectores esperaban entregar la posta al representante de derecha, les salió mal: Xavier Flores

Foto: Pichincha Comunicaciones

La transición es a la izquierda y  hay dos opciones, la opción que representa el correísmo o del sector indígena que registra un crecimiento.

Xavier Flores Aguirre, jurista y analista político, manifestó que tanto el Gobierno de Lenín Moreno como los medios de comunicación que se convirtieron en su caja de resonancia, buscaron destruir al correísmo colocándolo como lo peor que le ocurrió al país ya sea acusándolo de corrupto o prepotente, esto, con el fin de entregar la posta a un líder de derecha.

“Querían vender una transición al post correísmo que iba a desmontar lo que hizo el anterior régimen y les salió mal”.

Para Flores la transición no fue lo que esperaban porque después de casi 4 años de la administración de Moreno la población ya tiene una idea de lo que significa una propuesta proveniente de la derecha.

A criterio del jurista, el objetivo era entregar la posta a Jaime Nebot, sin embargo ante su declinación de candidatura quedó Guillermo Lasso al que calificó como el eterno segundón de Guayaquil: “La jugada no les salió por la forma en qué violaron muchos ámbitos como administrativo, electoral y judicial”.

“Haciendo tan mal las cosas el resultado probablemente sea el regreso al correísmo porque la gente está sintiendo la diferencia en esta época y la pasada”.

Con esa base destacó que la transición registrada es al a izquierda donde existen dos opciones el correísmo o el sector indígena que está registrando un crecimiento: “Pero el ingreso de la derecha será difícil porque la gente está defraudada de este Gobierno y Lasso ha sido visto como un aliado permanente”.