Estaba listo el asilo político para Jacobo en Panamá, según su abogado

Christian Romero, abogado de Jacobo Bucaram-captura video

Que Jacobo sea llevado a Cotopaxi, dispuso la Unidad Judicial Penal No 2.

Punto Noticias. Jacobo Bucaram tenía listo su asilo político en Panamá, confesó su abogado Christian Romero, quien dijo que, cuando fue retenido en Medellín por la Policía de Migración colombiana, su defendido buscaba llegar hasta Panamá.

En esa nación centroamericana tenía ya aceptado un asilo político, aseguró el jurista. “Estaba de paso por Colombia, con el fin de llegar a Panamá, donde tenía su asilo político”, reiteró.

Lo que las autoridades colombianas tuvieron que hacer es deportarlo hasta el país centroamericano, reclamó, pues, a su criterio, Jacobo es un perseguido político. Romero reconoció que Colombia utilizó la expulsión como una herramienta jurídica que también se aplica en esa nación.

Según Romero, la Fiscalía pretendería vincular al hijo del exmandatario Abdalá Bucaram al proceso de delincuencia organizada, en el que están procesados su padre y los tres exmiembros de la Agencia Metropolitana de Tránsito de Quito (AMT).

La Fiscalía solicitó que se fije fecha y hora para reformular cargos en el proceso por asociación ilícita, que sigue en contra de Jacobo, sus hermanos Dalo y Michel y otras 12 personas más.

El abogado Romero manifestó que está en riesgo la vida de su defendido.

Mientras tanto, la Unidad Judicial Penal Norte No 2 dispuso que Jacobo Bucaram, sea llevado a la cárcel de Cotopaxi, según el documento que fue ingresado en los archivos digitales del Consejo de la Judicatura, a las 13:15 de este sábado.

Una parte del informe señala: “El juez hace responsable al director de dicho centro penitenciario de lo que pudiera sucederle al señor Bucaram Pulley Jacobo Abdala, por lo que ordeno que cada semana, los días lunes nos informe sobre su integridad física”.

En principio, la fiscal que investiga el delito de asociación ilícita, dispuso el ingreso de Bucaram a la Penitenciaria del Guayas, pero con el antecedente de la muerte del israelí Shy Dahan, pidió que el imputado sea llevado a otro centro de privación de libertad, en donde se garantice su integridad, por lo que se decidió que sea llevado a Cotopaxi.

“El derecho a la vida es un bien jurídico superior tutelado universalmente. El hecho que el señor Jacobo Bucaram mantenga un proceso no implica que no debamos velar por su integridad física, por lo que en apego a los derechos y garantías establecidas por la Constitución solicito, señor Juez, disponga el ingreso al Centro de Rehabilitación Social Sierra Centro Norte -Cotopaxi, Latacunga, lugar que cuenta con las herramientas para cuidar de su integridad”, argumentó la funcionaria judicial.

Hasta el momento, Jacobo continúa en la Unidad de Flagrancias, en Quito.

Fuentes: La Hora/El Comercio.