En Terminal del Metrobus de La Ofelia hay aglomeración y delincuencia

Usuarios de esta terminal exigen a las autoridades más control y seguridad para evitar contagios del covid-19.

Punto Noticias.- Pichincha en tu Barrio visitó esta mañana los terminales de Carcelén y de la Ofelia, hubo una gran diferencia entre los dos lugares donde los usuarios deben activar algunos protocolos para protegerse del contagio del covid-19.

 

En el Terminal de Carcelén se mira mayor organización y control para la subida y bajada de los usuarios en los buses de transferencia que van hacia la parada de El Labrador, en el sector del antiguo aeropuerto de Quito, entre las avenidas 10 de Agosto y Amazonas.

Los pasajeros deben cumplir varias protocolos, como usar mascarilla, mantener el distanciamiento físico, tomando en cuenta la señalética plasmada por el municipio dentro de las paradas. Además se encuentra un guardia haciendo respetar ese distanciamiento y el aforo en los buses.

También, estuvimos en el Terminal de la Ofelia con el fin de constatar el comportamiento social en época de pandemia y los servicios de esta parada del Metrobus, es una situación muy diferente a la de Carcelén.

En este terminal los usuarios no respetan el distanciamiento físico, no existe ningún tipo de señalética, tampoco control de guardias y la delincuencia está presente.

Uno de los problemas que tienen en la Ofelia todos los usuarios es la falta de transporte urbano, se demoran en llegar, y eso hace que exista aglomeraciones, la gente en el apuro de ir a sus labores cotidianas, se amontona y busca la manera de subirse lo más pronto a los buses articulados.

“Lamentablemente no hay el transporte que debe ser continuo, tenemos que esperar 10 minutos y nosotros mismos no respetamos la fila”, dice una usuaria.

Otro de los graves problemas que existe es la gran cantidad de delincuencia, no hay la seguridad necesaria para los pasajeros en esta parada de la Ofelia.

“La delincuencia hay demasiado, todas las mañanas es lo mismo, no hay policías, o vienen un rato y luego se van. Todos los días es igual, la delincuencia y la aglomeración”, señala una pasajera que trata de protegerse del contagio del coronavirus.

La ciudadanía clama por un mayor control, guardias de seguridad en la Ofelia, la “gente va apilada en los buses”, señalan con toda razón otra persona.

El Municipio debe tomar cartas en el asunto y coordinar el control y la seguridad con los responsables de la Terminal de La Ofelia, con el fin de proteger a todos los usuarios.

“Este sistema de Metrobus es realmente caótico, no se respeta las paradas, gente indigente que vive en las paradas, no hay ningún control al respecto”, dice un usuario indignado “uno tiene que cuidarse como pueda”.