En las próximas elecciones está en juego el desarrollo y la equidad VS el neoliberalismo: Carina Vance

La población debe decidir el camino que quiere seguir en las urnas, agregó.

Carina Vance, exministra de Salud, advirtió que en Ecuador hay una gran amenaza a la democracia cuando ciertos grupos políticos e incluso el propio Gobierno busca sacar de la contienda electoral al binomio de UNES representado por Andrés Arauz y Carlos Rabascall.

“El hecho de que a estas alturas se siga analizando en el Tribunal Contencioso Electoral la posibilidad o no de que participen en el proceso electoral es algo que alarma a la ciudadanía”.

La también integrante por el Frente de Profesionales en Defensa de la Democracia, señaló que la ciudadanía debe ser quien elija en las urnas y no juegos políticos que se sienten amenazados por la candidatura presentada por el partido Centro Democrático.

Sin embargo, destacó que no puede sorprender la actuación del actual régimen que busca tapar los casos de corrupción y tomas de decisiones económicas que han sobrepuesto al capital por encima del ser humano, lo cual se evidenció en el manejo de la pandemia: “Por eso desde el Frente hemos solicitado un juicio político por las negligencia cometidas por el actual ministro de Salud (Juan Carlos Zevallos)”.

Vance remarcó que el único reconocimiento del Gobierno de Moreno es totalmente deplorable porque la confianza a su gestión está por debajo de los suelos, tanto así que Ecuador a nivel mundial es un caso de estudio pues mientras el régimen busca achicar el Estado en medio de la pandemia, los países de primer mundo e incluso neoliberales han estado reconsiderando fortalecer su institucionalidad y enfrentar el coronavirus.

Recordó que alrededor de 3.000 profesionales de la salud fueron desvinculados precisamente días antes de la pandemia y a la par el Primer Mandatario daba declaraciones de que al país no le hacen falta más hospitales porque son elefantes blancos, y al final todo ello fue necesario para el manejo de la pandemia: “Incluso la exministra Catalina Andramuño salió a decir que ni siquiera le habían dado presupuesto para enfrentar el virus”.

Con esa base manifestó que “las decisiones planificadas” del Gobierno provocaron más de 30 mil muertos en exceso en los últimos meses: “Y que perjudicaron a los más vulnerables que no pudieron pagarse una salud privada”.