En América Latina, 29 millones de personas entrarán en la pobreza, debido a la crisis provocada por la pandemia

Imagen: Pichincha Comunicaciones

La experta Patricia Miranda aboga por un acceso a financiamiento más barato, para que las naciones puedan enfrentar la emergencia.

Punto Noticias. Con el traslado del epicentro de la pandemia de Europa y Estados Unidos a los países del Sur, el Banco Mundial estima, en un escenario negativo, que 100 millones de personas podrían ser arrastradas a la pobreza extrema.

Para América Latina el resultado será el incremento de la desigualdad y la pobreza, con casi 29 millones de nuevos pobres. El impacto de la Covid-19 en la región será devastador y de largo plazo.

El FMI evalúa que esta podría ser otra década perdida para América Latina, con una contracción del 9.4 %, en 2020.

Patricia Miranda, directora de Incidencia de la Red Latinoamericana por la Justicia Económica y Social, Latindadd, sostiene que América Latina ya se encontraba en una situación compleja en su economía antes de la Covid.

“Prácticamente, todos los países de la región ya tenían déficit fiscal, varios de ellos llevaban años con incremento en sus niveles de endeudamiento, al mismo tiempo, con ajustes fiscales, que al primer sector que afectan es al social de la salud”, señaló.

En este contexto, dice, llega a nuestra región la pandemia, trayendo no solamente incertidumbre, sino que ya estamos viviendo sus impactos, que han acelerado otras crisis, en el turismo, en las cadenas productivas, sobre todo en países muy dependientes de la exportación de materias primas, que reciben menores ingresos fiscales.

Destacó, la experta, el impacto que ha provocado el coronavirus en la pérdida de los empleos, que ha ocasionado que, a nivel global, 300 millones de personas se quedaran sin trabajo.

“Estas cifras iniciales que tenemos nos permiten ver que se pone muy complicada la situación en nuestra región, no solamente por la pobreza, sino porque se incrementa la desigualdad. América Latina es la región más desigual del mundo. Y esas brechas tienen tendencia a incrementarse, ahora”, alertó.

Miranda cuestionó los indicadores económicos que promedian el Producto Interno Bruto (PIB) de los países con el número de habitantes (PIB per cápita), que dan como resultado que se crea que los países de Latinoamérica, excepto Haití, tengan un ingreso medio.

Esta clasificación, a decir de la especialista, no es real ni justa, porque no permite acceso a financiamiento y cofinanciamiento que no sea caro, para que los países puedan combatir no solamente con la pandemia, sino la crisis económica muy fuerte.