El Tour Colombia y la verdad del deporte ecuatoriano

Foto: Publimetro

Del 11 al 16 de febrero los mejores ciclistas del continente participaron en el famoso y cada vez más competitivo Tour Colombia, una carrera de ciclismo por etapas que recorre cerca de 900 kilómetros de nuestro vecino del norte. Esta, la tercera edición, convocó nada menos que a los ganadores del Giro de Italia y del Tour de Francia, Richard Carapaz de Ecuador y Egan Bernal, que corre en su tierra natal.

 

Lo llamativo del tema es que pese a competir en Colombia, la principal potencia ciclística de Sudamérica, y hacerlo frente a cerca de 300 ciclistas de todo el mundo; los deportistas ecuatorianos han sido extraordinarios desde el inicio hasta el final de la prueba y se han apoderado de lugares estelares durante las seis etapas. Con Bernal, Carapaz o el mismo francés Julian Alaphilippe, el Tour tuvo durante las tres primeras etapas al carchense Jonathan Caicedo como líder de la clasificación general, privilegio que lo perdió apenas en la cuarta etapa por el tiempo que sumó el campeón colombiano Sergio Higuita, que finalmente ganó la Vuelta, en la que Caicedo se quedó con el tercer lugar. Y qué decir de Richard Carapaz; “La Locomotora” ha sido un permanente Top 10 y a raíz de las pruebas de montaña no aflojó del Top 5 de la clasificación, pese que al final cedió terreno para proteger a su compañero de equipo Egan Bernal. Es decir, Ecuador está en el más alto sitial del ciclismo mundial.

 

Pero no es la excepción de Carapaz o Caicedo, sino que la selección de Ecuador ha sido formidable en su presentación; basta con recordar la Etapa 2 o la Etapa 5 cuando Byron Guamá y Santiago Montenegro encabezaron durante varios kilómetros la carrera y solo fue en el sprint final cuando lograron arrebatarles el liderato. La verdad del deporte ecuatoriano está hoy en el ciclismo; el haber ganado el Giro de Italia y toda la secuela de eventos que han sucedido a partir de aquello, principalmente la millonaria inversión y la apuesta por ciclistas ecuatorianos ahora contratados por los mejores equipos del mundo, colocan a este deporte como el de mayor expectativa de éxito entre todas las disciplinas que se practican a nivel local.