El posible cierre de Siembra pone a Urcuquí en situación crítica

Foto El Comercio

La Ciudad del conocimiento hoy llamada Siembra EP, antes Yachay Tech, ofrece trabajo directo a 320 habitantes del cantón Urcuquí.

Punto Noticias.- Lo que más preocupa a los habitantes y autoridades de Urcuquí es el futuro de los trabajadores si desaparece Siembra Empresa Pública, la anteriormente se llamaba universidad del conocimiento Yachay Tech.

En la nómina de la entidad, están 436 trabajadores amparados por el Código del Trabajo y la Ley Orgánica del Servicio Público (Losep).

Son 320 empleados que pertenecen a las comunidades de Urcuquí. Los obreros trabajan cubiertos la boca y nariz con mascarillas, para evitar el contagio del covid-19. Otros funcionarios de Siembra laboran bajo la modalidad de teletrabajo.

Recuerda Kiwar Salazar, secretario general del Sindicato de Trabajadores Yachay de Siembra EP, que en mayo del 2019, 20 colaboradores fueron despedidos por el actual Gobierno de Moreno.

Esta organización trabaja en dos frentes. Por una parte, el sindicato presentó una demanda de inconstitucionalidad al Decreto 1060, que se emitió el 19 de mayo pasado, para la extinción de la empresa pública, creada siete años atrás. Y, por otra, vigila que los administradores de Siembra cumplan con lo que dispone la ley en favor del personal despedido.

El Frente de Defensa Urcuquí Nuevo Futuro, que está integrado por representantes de las comunidades, el Sindicato de Trabajadores de Siembra y los padres de familia de los estudiantes de la Universidad Yachay Tech, entre otros grupos, tiene propuestas.

La organización que nació hace dos años, ante los rumores del cierre de la Ciudad del Conocimiento, plantea proyectos como el cultivo de cáñamo, con fines medicinales e industriales, en alianza con la empresa privada. La idea es sembrar en 1.111 hectáreas de la Ciudad del Conocimiento que no están en uso. Para ello prevén una inversión de USD 2 millones, además de USD 1 millón en mano de obra, por cada 300 hectáreas. Este frente social considera que mediante acuerdos asociativos entre la empresa pública y firmas privadas, pueden hacer sostenible a Siembra. Por ello, solicitaron una audiencia con el presidente Lenín Moreno, pero no tienen respuesta.

El alcalde de Urcuquí, Tyron Vega, y el prefecto de Imbabura, Pablo Jurado, solicitaron al Gobierno que revise la disposición de eliminar a la empresa Siembra, debido al impacto social y económico que significa para el cantón.

Muy preocupados están otros sectores, como asociaciones de campesinos y empresas que rentan tierras a Siembra EP para cultivar productos, como verduras, alfalfa y espárragos. Ellos también ofrecen empleo a la población de Urcuquí.

Siembra EP (antes Yachay Tech) se implementó para desarrollar actividades económicas relacionadas con la administración de la Ciudad del Conocimiento. El plazo para su consolidación, según el proyecto inicial, fue hasta el 2047. Pero ahora están con la cuenta regresiva de 180 días para su liquidación, y desaparición a cargo de la Empresa Coordinadora de Empresas Públicas.​

Fuente: El Comercio