Gobierno debiera entender que con las concesiones el país pierde, no gana: economista Anderson Argothy

Criticó que el Ejecutivo quiere privatizar los bienes que generan recursos para el país.

Punto Noticias. Según el ministro de Finanzas, los organismos multilaterales serán los que escojan a los concesionarios de los activos del Estado que serán monetizados, cuyos recursos obtenidos servirán para pagar deuda cara.

El analista económico Anderson Argothy criticó que el país ni siquiera tiene la soberanía para elegir qué bienes entregaríamos para la monetización, sino que serán los organismo internacionales los que van a “pescar a río revuelto” y, obviamente, buscar los activos que mejores beneficios les puedan generar.

Puso como ejemplo el campo Sacha, que todavía tiene mucha producción, que no se lo ha explotado en su totalidad y en el futuro podría generar ingresos muy valiosos para el país, si se mantiene bajo la gestión del Estado. Si se privatiza, automáticamente, estos recursos se van hacia los nuevos dueños, advirtió.

“Lo lamentable es creer (que está bien) pagar deuda externa y lo que sobre para el pueblo ecuatoriano, lo que sobre para dinamizar el emprendimiento o para dinamizar la economía ecuatoriana. Esa no debe ser la concepción, la línea de un gobierno soberano, que respeta a su pueblo”, cuestionó Argothy.

El experto considera que el Ejecutivo, presidido por Lenín Moreno, debería entender que cuando se entregan recursos del Estado ecuatoriano, el país pierde su patrimonio; es decir, no está ganando, como piensan los funcionarios del gobierno.

El economista sostiene que Ecuador está perdiendo, cediendo sus recursos y la capacidad de gestión, demostrando, además, que es un mal gestor, que no sirve para gestionar los recursos que, en su momento, han generado muchos recursos, lo cual es altamente riesgoso.

A criterio del analista, lo que pretende el Ejecutivo, al buscar recibir los desembolsos de los multilaterales antes de que se concreten las concesiones, como señaló Mauricio Pozo, es alejar este problema, que ya ha explotado en las manos del gobierno actual, que es una crisis por la deuda generada por este mismo régimen.

Busca tapar el bache “un ratito”, hasta que pasen estos cuatro meses y asuma el nuevo gobierno, para que sea de este el problema, reflexionó el economista.