El Estado tiene una deuda por no proteger a niñas y mujeres, reclama la vicedefensora del Pueblo

Calificó de imparable la violencia de género en el país, que provoca la muerte de las víctimas.

Punto Noticias. Zaida Rovira, vicedefensora del Pueblo, deploró que nuestro país reporte índices alarmantes de violencia de género contra la mujer y que en el mes de la erradicación de esa violencia se registre un femicidio por día.

A decir de la funcionaria, hasta la fecha, desde enero del presente año, hay 102 muertes violentas de mujeres, a manos de sus parejas o exparejas, que considera es una situación imparable.

Rovira cree que el Estado ecuatoriano tiene una deuda con las mujeres y niñas, que la defensoría del Pueblo demanda que la asuma y que dote al sistema de protección nacional de los elementos y del presupuesto necesarios para que atienda, de forma inmediata y específicamente, los temas relacionados con la prevención de la violencia.

Criticó que ni siquiera se tenga acceso a una estadística real u oficial sobre las víctimas de la violencia de género y de las víctimas indirectas, que son las niñas, niños y adolescentes, hijos de las mujeres que perdieron la vida.

La vicedefensora lamentó que para entregar el bono a los hijos de las mujeres asesinadas por violencia de género hay algunos requisitos, entre estos que haya sentencia ejecutoriada sobre el caso.

Rovira advirtió que para conseguir sentencia ejecutoriada en casos de femicidio deben pasar tres, cuatro, cinco y hasta más años, haciéndoles pasar por un viacrucis a los miembros de la familia, para obtener el bono.

Otro problema, alerta la funcionaria, es que los hijos que se quedan en la total orfandad, debido a que los femicidas que se suicidan, nunca van a tener la protección ni reparación por parte del Estado.

Ante esta situación, anunció que la Defensoría del Pueblo suscribirá un pacto con instituciones llamadas a proteger, de forma integral, los derechos de niñas y mujeres.