El ELN no tiene dinero para otorgarlo a una candidatura y tampoco tiene política de injerir en países vecinos: Pablo Beltrán

Lo que Uriel tenía en las memorias pendrive era información regional, pese a que le hacen parecer como que fuese una Dirección Nacional, agregó.

Pablo Beltrán, comandante del Ejército de Liberación Nacional (ELN), se refirió al supuesto financiamiento de esa organización a la candidatura de Andrés Arauz y aclaró que se trata de un nuevo truco por parte de la Fiscalía de Colombia, misma que, dijo, está vinculada a Álvaro Uribe.

“Nos sorprendió porque no esperábamos tanta audacia del fiscal de Colombia”.

El líder guerrillero señaló que la Fiscalía de su país tiene la costumbre de hacer montajes con supuesta información encontrada en computadores de quienes pertenecen ya sea al ELN o las FARC, tal cual ocurrió con la laptop de Raúl Reyes en 2011: “Se demostró que todo fue trucado, que no se respetó la cadena de custodia y que buscaban involucrarse en asuntos internos de Ecuador con una operación de desinformación”.

Destacó que el  abatido Andrés Vanegas Londoño, alias «Uriel», no era parte de la dirección nacional sino regional, por lo que no estaba en sus manos tomar decisiones sobre los montos que se mencionan, supuestamente, fueron entregados a Arauz: “Yo soy de la máxima dirección y nunca conocimos ni tuvimos esa intención porque además el ELN no tiene esos montos”.

Aseguró que esa organización no tiene la política de injerir en ningún país, mucho menos cuando se encuentra en proceso electoral, razón por la cual rechazó lo denunciado por la Fiscalía colombiana y la instó a respetar la autodeterminación de los pueblos para que sean ellos quienes decidan sus caminos.

“Están haciendo montajes para injerir en la política interna de los países vecinos”.

Además reiteró que el fiscal Francisco Barbosa es muy cercano a Álvaro Uribe y un banquero de Colombia: “Ambos están atrás del actual Gobierno, así que todo lo que pasa en la Fiscalía pasa por manos de Uribe”.

Remarcó que tanto Barbosa, como el presidente de Colombia Iván Duque, el Contralor y hasta la Procuradora de ese país son fichas de Uribe caracterizado por su ideología de ultraderecha.