El deporte y la rodilla que asesinó a George Floyd

Por: Andrés Luna Montalvo.

Las brutales imágenes de la rodilla asesina del agente Dereck Chauvin que viajaron por el mundo, fueron el botón que despertó la indignación ante el bestial crimen de George Floyd, cuyo supuesto delito de pagar una cajetilla de cigarrillos con un billete falso de veinte dólares, mostró el rostro más perverso y criminal de la policía de Estados Unidos.

La rodilla simboliza hace muchos años una lucha contra el racismo, Martin Luther King lo utilizaba como un gesto de protesta antes de ser también asesinado en 1968 tras pelear en favor de los derechos de los afroestadounidenses y en contra de la Guerra de Vietnam.

El famoso jugador de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), Colin Rand Kaepernick, popularizó la rodilla al piso cada vez que sonaba el himno patrio antes de un partido. La postura, imitada por otros atletas afrodescendientes e ídolos del deporte más visto de Norteamérica, irritó tanto al presidente Donald Trump que instó a las autoridades de la Liga para impedir que Kaepernick y los suyos sigan su particular protesta contra la segregación racial. Kaepernick fue expulsado de la NFL en 2017.

Esta semana, tras las manifestaciones incontenibles tanto dentro como fuera de Estados Unidos, las autoridades de la NFL y de las otras organizaciones deportivas de ese país, levantaron la prohibición y es permitido arrodillarse mientras suene el himno. Bastará el inicio de la Liga de Fútbol Americano, de la NBA o el beisbol de la MLB para entender la connotación de este suceso, que reivindica al paria Kaepernick y a la misma multinacional de artículos deportivos Nike, que contó con la imagen del quarterback, que defendió hasta el 2016 a los San Francisco 49ers, para una de sus más famosas campañas conmemorativas por los 30 años de su slogan “Just Do It” (Simplemente hazlo).

El campeón vigente de la Liga de Campeones de Europa, Liverpool de Inglaterra, también puso su rodilla al suelo para concientizar al mundo sobre el respeto a la vida, y más aún la vida de las minorías que en Estados Unidos, como en Ecuador, han sido históricamente relegadas a la falta de atención, educación, servicios básicos, empleo y se ven en la obligación de ganarse la vida siempre a contracorriente.

La foto de la plantilla del casi inminente campeón inglés de esta temporada, con sus rodillas derechas en el césped, se publicó con la etiqueta #BlackLivesMatter (Las vidas negras importan), y nos invitan a recordar para siempre a Floyd, el hombre que sin saberlo cambió la historia de Estados Unidos, que tras décadas de inercia volvió a cercar la Casa Blanca, diciéndole basta a la brutalidad, al abuso, la discriminación y la impunidad.