El Debate Presidencial 2021 terminó con la exposición de propuestas de los 16 candidatos

Foto: Debate Presidencial 2021

En caso de que exista una segunda vuelta electoral, el CNE deberá organizar otro debate.

Punto Noticias. La noche de este domingo 17 de enero de 2021 se realizó la segunda y última jornada del debate presidencial organizado por el Consejo Nacional Electoral (CNE). En esta ocasión se trató sobre cómo combatir la corrupción, la institucionalidad del Estado, relaciones internacionales y derechos humanos.

 

Esta noche, los candidatos cuestionaron un poco más las propuestas de los otros, en el primer tema sobre corrupción e institucionalidad democrática. En esta jornada, todos los candidatos cuestionaron a Andrés Arauz y no solo de su bloque.

Por ejemplo, Juan Fernando Velasco, fue el candidato que no contestó la primera pregunta, ni la repregunta del moderador y tampoco la réplica y decidió utilizar su tiempo para increpar al candidato Andrés Arauz. Carrasco también evadió la primera pregunta y prefirió referirse sobre sus pulseras y atuendo.

Los candidatos que sí contestaron, hablaron sobre reestructurar las funciones del Estado, Yaku Pérez, incluso, habló de eliminar el Consejo de la Judicatura.

Isidro Romero le dijo cobarde al Presidente actual, Lenín Moreno, por la impunidad en los actos de corrupción que se cometieron durante la emergencia sanitaria. Además, repitió que, el primer día en la Presidencia, se pegará una borrachera y el segundo día encarcelará a los corruptos.

En el segundo eje temático, sobre relaciones internacionales y derechos humanos, Andrés Arauz habló sobre la importancia de la integración regional, como la extinta UNASUR, para superar la pandemia del CODVI-19, mientras que otros, como Guillermo Celi, hablaron de ratificar los acuerdos para el ingreso de la Alianza del Pacífico.

En este bloque, se notó el desconocimiento de algunos candidatos sobre derechos humanos. Por ejemplo, Giavanni Andrade, ante la pregunta sobre derechos sexuales y reproductivos, dijo que se “meterá en la familia” para vigilar qué pasa con los niños y luego prefirió hablar de relaciones internacionales.

En el turno del siguiente bloque de presidenciables para tratar sobre corrupción e institucionalidad democrática, los candidatos se refirieron sobre seguir la ruta del dinero ilícito, elaborar sistemas anticorrupción y reformar la estructura del Estado. Además, como en el bloque anterior, muchos proponen consultas populares como respuesta para los diversos problemas que atraviesa el país.

En este tema, César Montufar rechazó las amenazas de Guillermo Lasso, tras una denuncia que involucraría al Banco de Guayaquil en el caso de ISSPOL. Mientras que Xavier Hervas criticó el número de binomios y anunció reformas en el Código de la Democracia y en el CNE para que no ocurra de nuevo.

Al pasar al eje temático, relaciones internacionales y derechos humanos, la mayoría centró sus discursos en las relaciones internacionales. Incluso, Gerson Almeida, ante la pregunta sobre la defensa de los datos personales, evadió la pregunta y habló sobre la defensa de la vida y repitió ser “el único binomio provida”. César Montufar y Xavier Hervas sí utilizaron su tiempo para hablar sobre la erradicación de la violencia a la mujer y la no discriminación a otros grupos vulnerables.

En este segmento, sobre derechos humanos, Lucio Gutiérrez evadió las preguntas y continúo hablando sobre corrupción y lo que hizo en su gobierno. Para finalizar, Pedro Freile criticó duramente el evento y dijo que nadie respondió lo que tenía que responder y que el nivel del debate fue muy bajo.

Así terminó la segunda y última jornada del debate presidencial, inédito, no solo por el número de candidatos, sino porque es la primera vez que lo organiza el Consejo Nacional Electoral. Sería el último debate/foro/exposición antes de que los ciudadanos acudan a las urnas el próximo 7 de febrero de 2021.