El caso Singue ha pasado de ser jurídico a político, según abogado penalista

Si se pretendería pensar que por mantenerle a Jorge Glas detenido se pueda usar este caso como tema político, pero pensaría que no pueden llegar a sentencia condenatoria, agregó.

Paúl Ocaña, abogado penalista, resaltó que el caso Singue se ha ido de lo jurídico a lo político, razón por la cual los abogados defensores han decidido dar a conocer en los medios de comunicación paso a paso lo que está sucediendo en el proceso para generar transparencia.

Criticó que en la clausura de la audiencia, el tribunal haya permitido que Fiscalía haga su alegato en dos horas y ocho minutos, mientras que a la defensa de los procesados le concedió apenas 12 minutos, sin tomar en cuenta que debían referirse a un millar de documentos: “Necesitábamos un tiempo más amplio porque está en riesgo la libertad de 15 personas y debíamos hacer referencia a todo lo expuesto para hacer una defensa bien hecha”.

Recordó que los peritos que usó Fiscalía no tenían experticia en el tema y los cálculos que hicieron para determinar un supuesto perjuicio al Estado, fueron hechos al ojo: “Peritos que dicen que es primera vez que hacen una investigación en temas petroleros y otro que ni siquiera tienen título académico”.

Respecto al tiempo record en el que se ha llevado todo el juicio, el abogado manifestó que no existía riesgo de caducidad de prisión preventiva y todos los testigos y procesados han comparecido sin ningún problema por lo que, dijo, ha llamado la atención “el apuro”.

En ese contexto indicó que parecería que se pretende mantener detenido a Glas, pese a que ya está en el Centro de Rehabilitación de Cotopaxi: “Pero yo pienso que la justicia va actuar en derecho (…) Porque las 15 personas están siendo procesadas sin razón alguna”.

Sostuvo  que los jueces Iván León, Javier de la Cadena y José Layedra, integrantes del tribunal de la Corte Nacional de Justicia (CNJ), actuarán conforme a derecho y ratificarán la inocencia de los procesados entre ellas el exvicepresidente Jorge Glas, los exministros Carlos Pareja Yannuzzelli y Wilson Pástor.

“La tienen cuesta arriba determinar una sentencia condenatoria, porque no existen pruebas o testigos que demuestren el cometimiento de un delito”.