ECU911 registra un crecimiento del 187% en gestión de emergencias sanitarias

Foto: Director ECU911, Juan Zapata

46.5% del total de llamadas es por mal uso. El COE nacional aprobó que personas que mal utilizan esta herramienta también sean sancionadas como quienes incumplen el toque de queda

Punto Noticias. El director del Servicio Integrado de Seguridad ECU911, Juan Zapara, informó que, al momento, reciben 102.661 llamadas por emergencias en gestión sanitaria, que representa un crecimiento del 187% en este tipo de llamadas. Por lo que pidió a la ciudadanía que no mal utilicen esta línea porque, reprochó, de cada 10 llamadas, casi 5 no son reales.

 

Zapata explicó que, antes, por gestión sanitaria, recibían 35.800 llamadas y ahora son 102.661, que representa el 33% del total de emergencias. Antes, dijo, esta área estaba entre el 12% y 11%.

Informó que hay un incrementó, en general, del 30.4% en emergencia y 10.1% en alertas. Desde el 12 de marzo al 3 de abril, mencionó que se registraron 897.523 alertas, que representa un 10% de incremento, de las cuales, 311.655 se atendieron; es decir, un 30%.

Además, criticó el mal uso de la línea 911. “Desde hace 15 días se reportaba un 55.3% de mal uso; es decir, 311.660 llamadas. Esta semana bajó al 46.5% pero sigue siendo alto. Si un irresponsable juega con la línea dando falsos llamados, inclusive pidiendo alimentación, dificulta la atención a quien realmente lo necesita”, precisó.

Por el mal uso, en estos 3 meses ha suspendido 35. 830 líneas. Solo en marzo 11.433. Para Zapata, ese efecto coercitivo no da resultado. Por lo que agradeció al Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional que hayan aprobado sanciones más drásticas. Quienes no mal utilicen la línea se aplicarán las mismas medidas que las personas que incumplen el toque de queda. Primera vez, sanción de 100; segunda vez, un Salario Básico Unificado; tercera vez, prisión.

Aunque aún no entra en vigencia, Zapata informó que ya está aprobado y, al momento, están buscando el paraguas legal para aplicar estas nuevas sanciones, que requieren de acuerdos interministeriales y base legal. “Una vez listos, empezaremos a actuar”, sentenció.