Dueño de Equitesa afirma que entregó dinero para cobrar facturas por obras gubernamentales

Imagen referencial / Ecuavisa

Al final de su intervención, Pedro Verduga se acogió al derecho al silencio. Mientras, el expresidente Rafael Correa arremetió en Twitter contra el empresario para que pruebe sus afirmaciones.

Punto Noticias.- En el noveno día de audiencia de juzgamiento en el caso Sobornos 2012 – 2016, el empresario Pedro Verduga, quien es dueño de la constructora Equitesa, rindió su testimonio y aseguró que la exasesora presidencial Pamela Martínez y el exministro Walter Solís le exigieron dinero.

Durante la diligencia, Verduga expuso que en el Gobierno anterior le solicitaron dinero en dos ocasiones. La primera vez por una obra que tendría que ver con un tramo de la vía Chone – Junín.

Indicó que le debían varias planillas por esta obra, por lo que buscó al subsecretario del ministerio de Transporte, quien le envió con Pamela Martínez.

Añadió que en 2013, “le llegó un mensaje de la cúpula del Gobierno”, en el que le exigían una gran cantidad de dinero, debido a que su empresa había sido seleccionada para hacerse cargo de la obra multipropósito Chone.

Según Verduga, fue el exministro Walter Solís, quién le habría exigido USD 1 millón para legalizar el contrato de este proyecto, aclarándole que la disposición venía de parte de Jorge Glas, María de los Ángeles Duarte, Vinicio Alvarado y Alexis Mera, procesados por supuesto cohecho. En este caso también está imputado el expresidente Rafael Correa y otras personas más. En total son 21.

El empresario añadió que se sintió acorralado, pues incluso le habrían dicho que Martínez era la única autorizada para recaudar esos fondos y que existía un sistema que se pagaba fecha por fecha, tiempo por tiempo, a través de planillas (facturas) que se emitían.

Según Verduga, Martínez le habría dicho que le gestionarían el pago de las planillas pendientes, siempre y cuando realice un pago al que él habría accedido.

A su vez, inculpó al asambleísta Christian Viteri, quien también está procesado en este caso, de ser la persona de haberle presionado para que firme un contrato de servicios profesionales que justificarían facturas que constan en el proceso.

El empresario sostuvo que Viteri pidió reunirse con su abogado Leopoldo Larrea, con el fin de solicitarle que “regularicen ciertas cosas”.

Al final de su intervención, Verduga se acogió al derecho al silencio para evitar preguntas de la Fiscalía y de las defensas de los otros procesados.

Por su parte, Vanessa Zavala, abogada de Vinicio Alvarado, mencionó que el testimonio de Pedro Verduga no se puede probar y que debe ser valorado por los jueces.

En tanto, en su cuenta de Twitter, el exmandatario arremetió contra Pedro Verduga, al mencionar que su hijo, Képler, “es quien lavaba el dinero a Odebrecht”.

Fuente: El Comercio, Ecuavisa, Twitter, redes sociales