Dos personas fallecidas y una herida dejó un deslave de tierra en Agoyán

Imagen: Pichincha Comunicaciones

La primera autoridad de Baños lo confirmó. Además, ratificó la decisión del cantón de volver a semáforo rojo.

Punto Noticias. El alcalde de Baños, Luis Silva, confirmó el fallecimiento de dos personas y una herida como consecuencia del deslave que se produjo en el sector de Agoyán, causado por las fuertes lluvias, que sepultó una vivienda.

Debido a la inclemencia del clima, hace dos semanas hubo muchos derrumbes en todo el territorio cantonal, alertó la autoridad municipal.

Aseguró que la vía Baños-Puyo está totalmente habilitada, gracias a que el deslizamiento de piedras y lodo no llegó hasta la carretera, por lo que no hay inconvenientes para el tránsito vehicular.

El alcalde baneño ratificó la decisión del COE Cantonal de retornar al color rojo del semáforo epidemiológico, debido al incremento en el número de contagios con el virus de la pandemia, a raíz del cambio de color a amarillo del semáforo.

Sostuvo que se empezó el semáforo amarillo con 10 casos; el pasado jueves había 63 casos positivos para covid-19 y hoy Baños registra 75 personas infectadas.

“El COE Cantonal, porque no es solamente el alcalde, después de un análisis técnico, de todas las mesas, especialmente de salud, muy preocupado por el crecimiento explosivo que estamos teniendo en casos de coronavirus (tomo la decisión de retornar a semáforo rojo)”, insistió.

Silvia señaló que, en las dos últimas semanas, los casos confirmados de contagio han crecido en un 400 %. Dijo que se sabe de muchas familias que están con la enfermedad, pero que no comunican a las autoridades por el temor del aislamiento social, de la incomprensión de los vecinos.

Alertó también que los hospitales a los que deben trasladar a los pacientes más graves, en la ciudad de Ambato, porque Baños solo cuenta con un hospital básico, han colapsado y están llenas las unidades de cuidados intensivos (UCI).

Lamentó que la ciudadanía ha bajado la guardia ante el virus y ha salido a distraerse, libar en espacios públicos y organizar fiestas, a pesar de que las autoridades controlan, de manera permanente.