Dirigente palestino acusa a Israel de imponer hechos consumados

Foto Prensa Latina

Ramallah, 30 noviembre (Prensa Latina). El primer ministro de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mohammad Shtayyeh, acusó a Israel de intensificar la usurpación de tierras y la ampliación de los asentamientos judíos para imponer hechos consumados, destacó hoy la agencia de noticias Wafa.

Durante un encuentro con el canciller suizo, Ignazio Cassis, el dirigente denunció también al gobierno sionista por su asedio a la franja de Gaza y las maniobras para aislar a Jerusalén, en violación del derecho internacional y las resoluciones de la ONU, dijo.

La semana previa Shtayyeh advirtió que Tel Aviv está en una carrera contrarreloj para ampliar las comunidades ilegales en Cisjordania antes de que el presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, abandone la Casa Blanca en enero próximo, como está previsto.

A comienzos de año Trump presentó el cuestionado Acuerdo del Siglo, en virtud del cual Israel podría anexar a su territorio hasta un 30 por ciento de esa demarcación.

Asimismo, el primer ministro de la ANP recabó apoyo para proteger la perspectiva de dos Estados contiguos pero independientes, como solución al largo conflicto israelo-palestino, una salida avalada por la ONU, la Liga Árabe, otros bloques de países, además de políticos y activistas de distintas nacionalidades. En su cita con Cassis, Shtayyeh reiteró la disposición del liderazgo de ese pueblo árabe para encauzar un proceso político enfocado en superar la confrontación a partir de las propuestas de arreglo previas, emanadas del organismo multilateral, añadió la agencia de noticias.

Durante su intervención virtual ante el 75 período de sesiones de la Asamblea General de la ONU el presidente de la ANP, Mahmoud Abbas, solicitó los buenos oficios de esa organización para celebrar una conferencia internacional de paz dirigida a reactivar las pláticas con la contraparte.

La víspera el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ratificó su compromiso con los esfuerzos para poner fin a la ocupación (israelí) y conseguir el establecimiento del reclamado Estado palestino, con las fronteras anteriores a la guerra de 1967.

De igual forma manifestó su respaldo al proyectado estatus especial de Jerusalén, como capital de ambos (Israel y Palestina).

Las dos partes deberán explotar todas las oportunidades para reavivar la esperanza en ese horizonte, insistió Guterres.

jf/ap