Diana Salazar habría obligado a escribir el cuaderno con los ‘sobornos’ a Pamela Martínez, reveló el expresidente Correa

Ante esto, la Fiscal presuntamente habría pugnado para que su pena se reduzca a 9 meses y no se repita lo que sucedió en el Caso Balda.

El expresidente de la República, Rafael Correa, reveló que la principal testigo del Caso Sobornos 2012 – 2016, Pamela Martínez, contactó con uno de sus abogados, ya que las autoridades judiciales habrían incumplido el acuerdo que tenían con ella y ante esto, la exfuncionaria, reveló que la Fiscal General del Estado, Diana Salazar, la obligó a escribir el cuaderno con las supuestas pruebas sobre presuntos sobornos.

Correa explicó que las supuestas pruebas que fueron recabadas en las computadoras de la Presidencia son falsas, ya que todos los equipos se formatean cada que vez sale un funcionario. Además, reveló que varios archivos fueron sembrados y que sus abogados tienen el peritaje que demostraría eso, pero esta evidencia no fue aceptada en el proceso.

“Tenemos el peritaje para demostrar que esos archivos fueron sembrados en la computadora de Laura Terán. Lo intentaron con Pamela Martínez, pero ella, en un pequeño rezago de decencia, no aceptó. También tenemos pruebas de que hubo colusión entre el Juez y Fiscalía”.

De la misma manera, el expresidente reveló que Pamela Martínez pidió ayuda a uno de sus abogados para que la asista en el trámite de asilo político con otro país y si esto sucedía, ella iba a contar la verdad del Caso Sobornos.

“A Pamela Martínez le incumplieron el acuerdo porque la querían mandar 36 meses presa. Ella contactó a mi abogado y le dijo que si la ayudaban a buscar asilo ella decía la verdad”.

El exmandatario recalcó que una de las cosas que contó Martínez fue que la Fiscal le habría obligado a escribir el cuaderno con los supuestos aportes y sobornos.

“La propia Diana Salazar la obligó a hacer el cuaderno para inventarse pruebas contra nosotros y fingieron el allanamiento a su domicilio, donde supuestamente se encontró el cuaderno”.

Posterior a este acercamiento, Martínez habría negociado nuevamente con los jueces y con Fiscalía para alertar que ella revelaría toda la verdad si no reducían su condena.

“Luego ella va a negociar con los jueces y la Fiscal, dijo que les tumbaba el caso si la metían presa 36 meses, pueden revisar y es la única a la que le aceptan la casación y le ponen 9 meses de prisión”.

En este sentido, Correa manifestó que Martínez recibió una condena de 9 meses, pero ya cumplió una condena de más de 6 meses en una casa de lujo, como testigo protegido.

“La única corrupta en todo este caso era ella y ya estuvo presa más de 6 meses como testigo protegido y va a pasar los 3 meses que le faltan en una casa de lujo porque ella los amenazó y les dijo: si ustedes no me rebajan la pena yo digo la verdad y se les derrumba el caso, como pasó con Chicaiza”.