Desde el lunes se cierra la avenida Ilaló, tramo El Tingo-calle Curaray

Edwin Herrera, director de Vialidad de la Prefectura-PC

En este sector, el Gobierno de Pichincha realiza trabajos de repavimentación.

Punto Noticias. Con las tres obras viales que desarrolla durante estos días, el Gobierno de Pichincha completará el plan Valle de los Chillos, destacó Edwin Herrera, director de Vialidad de la Prefectura.

Contó que, hasta el momento, 11 obras están concluidas y tres están en ejecución: avenida Ilaló, Autopista General Rumiñahui, tramo San Luis-El Colibrí y tramo El Trébol-Peaje.

En la vía San Luis-Colibrí se lleva a cabo la rehabilitación integral, en una extensión de casi cuatro kilómetros; se encuentra extendida la capa asfáltica en el carril que va hasta El Colibrí.

En esta carretera se trabaja por etapas constructivas; en la presente semana se inició la que va desde La Espe hacia el Mega Kywi, en la que se está terminando la etapa de excavación.

No ha sido necesario cerrar esta vía, gracias a que tiene cuatro carriles, de los cuales se cierran dos y los otros quedan habilitados, en doble sentido, con el fin de que haya tráfico normal. Se tomarán correcciones en los trabajos, con el fin de no abrir espacios tan grandes, que luego son difíciles de cerrar por la saturación que provocan las lluvias. Se acelerarán los trabajos, señaló Herrera. Para el mes de marzo, como ofreció l Prefectura, estará lista la vía.

En el caso de los 2.6 kilómetros entre El Triángulo y El Tingo, hay un avance considerable, dentro del cronograma establecido, a pesar de los problemas con la tubería matriz de agua potable, que abastece a las parroquias La Merced y Alangasí, que estaba muy superficial, por lo que el Municipio de Quito debió cambiar toda la tubería.

El director de Vialidad advirtió que a partir del lunes 18 de enero se cerrará la avenida Ilaló, en el tamo El Tingo-Calle Curaray, por lo que los usuarios deberán circular por las vías alternas que son La Merced-San Rafael e Intervalles-La Merced-San Rafel.

De 10 a 12 días tomará reponer la base asfáltica en esta parte, que no fue trabajada porque no tenía alcantarillado y hubo que esperar que el Municipio instale la tubería.

Según Herrera, son 150 metros lo que serán cerrados; entre las calles Sam Juan de Dios y la Curaray hay tráfico reducido, los comercios siguen funcionando, con vía semiabierta.