Defensoría del Pueblo condena la violencia policial

Imagen: captura video

Exhorta a las y los funcionarios encargados de cumplir la ley a respetar los derechos humanos.

Punto Noticias. La Defensoría del Pueblo (DPE) exteriorizó su preocupación por un video en el cual se observa que miembros de la Policía Nacional, en Guayaquil, inmovilizan y golpean a un hombre sometido en el suelo; además, uno de los uniformados dispara contra un vehículo que, presuntamente, intentaba huir.

El organismo de derechos humanos hace hincapié en que el Estado tiene el monopolio del uso legítimo de la fuerza pública, a través de sus funcionarios y funcionarias encargadas de hacer cumplir la ley.

En este marco, EXHORTA a que regule el uso de la fuerza, que dichos funcionarios emplean, a fin de garantizar los derechos humanos y que el Estado no incurra en posibles vulneraciones de estos.

Como garantía de no repetición, la defensoría EXHORTA, de manera urgente, a revisar y promover la capacitación en materia de derechos humanos a las y los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley.

Con este propósito, pone a disposición de la Policía Nacional, y de las demás instituciones interesadas, el desarrollo de una capacitación de sensibilización en materia de derechos humanos.

La DPE recuerda que el uso de la fuerza por parte de las y los agentes del Estado está limitado por el respeto a los derechos humanos, ya que un uso excesivo de dicha fuerza pone en riesgo la vida, libertad, seguridad e integridad personal. Por ello, el actuar desproporcionado de un agente estatal puede acarrear consecuencias irreversibles, ante lo cual el Estado debe minimizar cualquier riesgo de violación a los derechos humanos, a través de una regulación del uso de la fuerza, apegada a los principios y estándares internacionales, advierte.

La Defensoría del Pueblo recuerda que la ministra de Gobierno, María Paula Romo, informó, mediante su cuenta de Twitter, que la Dirección de Asuntos Internos de la Policía inició una investigación sobre el presente caso. En consecuencia, resulta fundamental que los hechos se transparenten y se establezcan las responsabilidades legales pertinentes, reclamó.