Deberes no tienen calificación hasta el retorno a clases, asegura ministra de Educación

Foto: Referencial - El País

Hizo un pedido para que los profesores no envíen más de dos horas de deberes, juntando todas las asignaturas

Punto Noticias. La ministra de Educación, Monserrat Creamer, informó que hay una suspensión de las clases y que no está corriendo el cronograma, debido a la emergencia sanitaria provocada por el COVID-19. Además, aclaró que los deberes que los estudiantes realizan no tienen calificación y serán evaluados cuando se retorne a las escuelas y colegios.

 

La ministra informó que existe la plataforma del Ministerio de Educación para que los estudiantes participen de las actividades implementadas.

Indicó que no es un momento para estresar a las familias, por lo que pidió que no envíen más de dos horas de deberes, juntando todas las asignaturas. El resto de tiempo, dijo, hay sugerencia que han enviado para diferentes tipos de actividades: entretenimiento, artes y desarrollo integral.

Informó que, desde el 23 de marzo, empezarán con un programa de una hora en 160 canales y más de mil radios comunitarias y rurales para ampliar el acceso a la educación.

En el marco de incentivar la educación virtual, mencionó que 40 mil docentes están en cursos sobre competencias digitales y manejo de plataformas virtuales.

Reiteró que este momento, de quedarse en casa, es para aprender, fortalecer y practicar todas las destrezas. “No corre el cronograma de clases, pero en la medida en que nuestro estudiante, con apoyo de la familia utilicen este tiempo de manera formativa y hagan los deberes. Cuando retornen, avanzarán ágilmente en el currículum y se hará una evaluación cualitativa, para ver el desempeño”, agregó Creamer, al precisar que, de ser necesario, se tomarían medidas como nivelación o compactación del currículum.

Por otro lado, mencionó que las escuelas particulares que desean continuar el cronograma escolar porque han garantizado que todos sus estudiantes y docentes cuentan con equipos y formación, tienen la flexibilidad para que continúe con el cronograma.

Además, aclaró que los padres de familia sí tiene que continuar pagando las matrículas. “Depende de cada institución educativa establecer planes de pago y facilidades”, aseguro.